Por primera vez República Dominicana derrota a siete equipos cimeros del ranking mundial

La exigente temporada de las Reinas del Caribe culminó con un inusual resultado para la representación dominicana en el voleibol femenino de élite. Lo que es todavía un sueño para los equipos de conjunto de República Dominicana, es una realidad para la selección nacional femenina de voleibol.

La selección femenina se encuentra en el puesto 10 del ranking mundial de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB), según la última jerarquía de la entidad emitida el pasado 29 de septiembre. El equipo dominicano se quedó de igual manera en el puesto 10. Para enero es posible que se produzcan cambios satisfactorios.

En lo que llega el venidero ranking, acompañado del nuevo año, la selección dominicana derrotó a siete de los países que se encuentran por delante en orden de jerarquía.

Y esa es la satisfacción para el dirigente de la selección Marcos Kwiek. “Es la primera vez”, dice satisfecho el técnico de origen brasileño.

Dominicana derrotó dos veces a Estados Unidos (Liga de Naciones de Voleibol –LNV- y Norceca, de San Juan Puerto Rico); a Brasil, Rusia, Japón, todos en la Liga de Naciones, a Corea (Liga de Naciones y Copa del Mundo en Japón) y a Serbia y Holanda (Copa del Mundo).

El ranking mundial exhibe a China en la cima de la clasificación mundial; seguido de Estados Unidos en segundo; Serbia, Brasil, Rusia, Países Bajos, Japón, octavo Italia y Corea en el puesto nueve.

De esa lista, China e Italia fueron los únicos que se fueron sonrientes ante las Reinas, que cayeron dos veces de China, tanto en la LNV como en la Copa y de Italia en la Liga. La selección italiana no acudió a la Copa. “Eso quiere decir mucho”, reconoce Kwiek por el crecimiento de sus Reinas.

Estados Unidos que perdió en siete ocasiones en 2019, se lleva dos derrotas de las merengueras, la más dolorosa la del Norceca, en San Juan Puerto Rico. También las coreanas se llevaron dos derrotas.

Las Reinas terminaron el 2019 con registro de 9 ganados y 11 derrotas entre los campeonatos mencionados, incluyéndose aquí el Intercontinental Preolímpico, que se disputó en Brasil y donde cayó ante este país por 3-2.

Kwiek marca énfasis en dos puntos: la victoria sobre Estados Unidos, pero de igual manera en lo que fue la temporada. “No fue un juego: -como decir- ah no, fue una suerte, un día malo de Estados Unidos, o que fue un partido que –nos- salió todo bien. No, nosotros tuvimos un año muy sólido que nos llevó a esa victoria” donde se consiguió el oro del Norceca.

Y todo eso es “independientemente de que uno esté con su equipo A, B, C, no importa” y es así, cada país enfrenta la competencia que tiene de acuerdo a sus necesidades. “Para nosotros es un logro muy grande”.

Lo que pide para 2020

Kwiek tiene un cuadro claro de la realidad del voleibol dominicano con respecto a sus rivales mundialistas.

Lo explica así, basado en que “lo importante para el avance es mantener el nivel. Y seguir avanzando”, algo que en ocasiones marca a este equipo. “No podemos retroceder. Eso es algo difícil, mantener ese nivel de juego es algo sumamente difícil. Principalmente por las condiciones de trabajo que tenemos nosotros”.

Y este es el punto neurálgico de la realidad del voleibol, que al fin y al cabo toca a otros deportes. Kwiek se refiere a todo lo que conlleva el trabajo para un equipo mundialista “de este nivel”.

El escenario donde practica la selección femenina, tanto en el Pabellón de Voleibol o el Palacio Nacional Ricardo Georiver Arias en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, carece del equipamiento necesario para un conjunto con el nivel en el que se presenta.

“Nosotros tenemos que estar todo el tiempo bregando con eso y probando que tenemos condiciones, teniendo las peores condiciones de trabajo de todos esos países. Si uno se fija, en los nueve que están delante de nosotros –en el ranking- y busca los 10 que están por detrás, yo dudo que algunos de esos países tienen las condiciones de trabajo que tenemos nosotros”.

-¿Pudiera ser más hacia abajo del ranking de los 10 posteriores? “No lo dudo”.

Agrega al respecto: “Estamos hablando de un país que hoy es décimo del mundo, pero con condiciones de trabajo del” … aquí lo interrumpo -¿25 ó 30 del ranking?- “y cuidado”, remata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *