Estudio asegura que el ejercicio físico ayuda a reducir el riesgo de sufrir 7 tipos de cáncer

Estudio asegura que el ejercicio físico ayuda a reducir el riesgo de sufrir 7 tipos de cáncer

Los cánceres de riñón, hígado, mama y colon pueden ser evitados gracias a una mayor actividad física, según los resultados publicados.

Un estudio ha descubierto que el ejercicio físico ayuda a recudir el riesgo de sufrir siete tipos de cáncer.

Los resultados fueron publicados este jueves en la revista científica Journal of Clinical Oncology e incluyen la participación de investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU., la Sociedad Americana del Cáncer y expertos de la Universidad de Harvard.

Los autores estudiaron a más de 750.000 adultos durante una década, y observaron la relación entre los patrones de actividad física recomendada, entre 7,5 y 15 horas de ejercicio a la semana, y la incidencia de 15 tipos de cáncer.

Así, el cumplimiento de la cantidad sugerida se asoció con un riesgo estadísticamente menor de 7 tipos de esa enfermedad.

Tanto en hombres como en mujeres, el riesgo de sufrir cáncer de riñón se redujo un 17 %; el cáncer de hígado hasta un 27 %, y el de médula ósea hasta un 19 %.

Además, el riesgo de cáncer de colon en los hombres se redujo hasta un 14 %, y en el caso de las mujeres, el de cáncer de mama disminuyó un 10 %, el cáncer endometrial un 18 %, y el linfoma 18 %.

“Estos hallazgos proporcionan un apoyo cuantitativo directo para los niveles de actividad recomendados para la prevención del cáncer y proveen evidencia procesable para los esfuerzos en curso y futuros”, señalaron los autores a través de un comunicado.

Identifican una nueva forma de combatir el cáncer resistente a la quimioterapia
Identifican una nueva forma de combatir el cáncer resistente a la quimioterapia

Además, la investigación encontró una relación directa entre la cantidad de ejercicio y un menor riesgo de padecer la enfermedad.

Tras publicar las conclusiones, los investigadores aconsejaron “adoptar y mantener la actividad física en los niveles recomendados para reducir el riesgo de cáncer múltiple”.

Cabe señalar que el estudio fue observacional y los hallazgos no prueban causa y efecto.

De hecho, es posible que las personas que hacen más ejercicio también participen en otros comportamientos de estilo de vida saludable que pueden influir en el riesgo de cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *