Recomendaciones para un período de cuarentena

Desde que se inició la pandemia por coronavirus en el mundo, los hábitos se modificaron para gran parte de la población. Hay países con un período de cuarentena establecido por el gobierno, y otros que tienen aislamiento recomendado con restricciones en la circulación.

La cuarentena se implementa para disminuir la tasa de contagios y diluirla en los meses. Existe el riesgo de que los sistemas de salud se saturen con consultas y con ocupación de camas, por lo que se pretende estirar la curva de transmisión para dar tiempo de respuesta a los equipos sanitarios.

A pesar de la necesidad de implementar el aislamiento, se han generado nuevas complicaciones derivadas del mismo. La cuarentena plantea desafíos de convivencia, higiene y abastecimiento.

Las organizaciones médicas y gubernamentales han elaborado guías y recomendaciones para este período. Las mismas persiguen el objetivo de ayudar a la población a sobrellevar la pandemia, la cual no tiene fecha precisa de finalización.

Recomendaciones de salud mental para la cuarentena

La salud mental es fundamental en períodos de cuarentena. El aislamiento es una situación para la que no estamos preparados previamente, y mucho menos si se asocia al riesgo de enfermar.

Una de las recomendaciones principales en este ámbito es fijar las rutinas diarias. La organización del día a día permitirá organizar al cerebro y a las emociones, para no caer en el caos y el desorden.

Esto debe compensarse con la creatividad para no repetir, en esa rutina, los mismos actos por dos, tres y hasta más semanas. Dentro de la organización se debe evitar la monotonía, sobre todo con los niños de la familia, quienes no pueden sostener la repetición sin cansarse.

Será importante mantener la conexión con el exterior respetando el aislamiento. Conocer las noticias sobre la evolución de la pandemia por coronavirus nos otorgará una sensación de seguridad. De todos modos, no deberíamos excedernos consumiendo noticias por demás, ya que eso sería contraproducente.

Finalmente, la tolerancia se impone como obligatoria si pasamos el período de cuarentena con otras personas. Bajo el mismo techo, por tantas horas, es lógico que aparezcan enojos y fastidios. Son esperables y deben manejarse de la mejor manera, porque también son producto de la situación particular.

La cuarentena nos obliga a permanecer dentro mucho tiempo, y eso es un cambio rotundo de nuestras rutinas.

Sigue leyendo: Transmisibilidad: el verdadero peligro del coronavirus

Alimentación y ejercicio

Estar en cuarentena es un factor de riesgo para otros aspectos de nuestra salud. De momento, debemos respetarla por el riesgo de contagio con coronavirus, lo cual es el peligro mayor ahora, pero no podemos descuidar nuestra alimentación y el ejercicio físico.

El aislamiento nos complica el abastecimiento de comidas y alimentos. Además, al pasar tantas horas dentro, tendemos a comer excesivamente en horarios que no son los estipulados. Este cambio dietario puede afectar el cuerpo.

Tendríamos que sostener una dieta equilibrada en la medida de lo posible. El uso de rutinas con horarios también contribuirá a que comamos mejor, intentando respetar el desayuno, almuerzo, merienda y cena.

Con el ejercicio tenemos otro factor de riesgo, sobre todo cardiovascular, que podemos descuidar si no estamos atentos. La falta de actividad por tiempos prolongados nos lleva al aumento de peso, la rigidez articular y las alteraciones de la circulación sanguínea.

El ejercicio físico bajo techo se puede realizar en familia, también. Se deberá adaptar a las circunstancias actuales, aprovechando las rutinas que existen para ejercitarse con el propio cuerpo.

abastecimiento de alimentos en la cuarentena
Durante el período de cuarentena se complica el abastecimiento de alimentos.

Descubre más: Miedo al coronavirus: claves de manejo emocional

La higiene durante el período de cuarentena

Como esta cuarentena está motivada por la contagiosidad del coronavirus, la higiene dentro del hogar se vuelve fundamental. Es una de las medidas que se suma para combatir la pandemia y disminuir la tasa de contagios.

El lavado de manos de todos los miembros del hogar es clave. Aunque ninguno de ellos salga al exterior, se debe emplear jabón al manipular alimentos y al entrar y salir del baño.

La limpieza de la casa se recomienda realizar con lejía. La proporción sugerida es de una parte de lavandina cada 49 partes de agua. Con esa solución de pueden limpiar los pisos y algunas otras partes del mobiliario. La ropa y la vajilla tienen que someterse a agua caliente de por lo menos 60 ºC.

Una situación particular en este período de cuarentena se dará en aquellos hogares donde uno de sus miembros padece coronavirus diagnosticado. Esta persona tendrá que encontrarse aislada en un cuarto particular, con su propia vajilla y toallas. Si circula por la casa debe hacerlo a más de un metro de distancia del resto y con mascarilla adecuada.

El período de cuarentena es temporal

Vivimos momentos difíciles, y las recomendaciones para pasar el período de cuarentena son solo una ayuda que debe combinarse con nuestra voluntad. Tenemos que entender que este aislamiento es temporal, que un día terminará y que, posiblemente, saldremos fortalecidos por la experiencia si sabemos aprovecharla.

(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = “http://connect.facebook.net/en_US/sdk.js#xfbml=1&appId=&version=v2.3”; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

La entrada Recomendaciones para un período de cuarentena se publicó primero en .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *