Aumenta el desempleo en Chile por la pandemia

Visitas : 109

Aumenta el desempleo en Chile por la pandemia

SANTIAGO (AP) — El desempleo sigue generando preocupación en América Latina mientras continúa avanzando la pandemia del coronavirus.

Antes de que se detectara la enfermedad en Chile el 3 de marzo había unos 700,000 desocupados en el país, y ahora son cerca de un millón, informaron las autoridades.

Tan sólo en marzo la Dirección del Trabajo recibió 300,000 cartas de desempleo de personas que poco tiempo antes participaban en una fuerza laboral de unos nueve millones de trabajadores en el país, precisó la ministra del Trabajo, María José Zaldívar. Un total de 66.573 empresas se acogieron a una ley vigente desde mediados de abril que les permite suspender por tres meses su relación contractual con 516.826 trabajadores.

La norma le autoriza a las empresas dejar de pagar el salario a sus trabajadores, que sólo recibirán el 70% de sus ingresos a través del seguro de cesantía, aunque esa cantidad va disminuyendo mensualmente. Los empresarios sólo están obligados a pagar el seguro de salud y el aporte del 10% mensual para las futuras pensiones.

Hay 13.813 contagiados y 198 fallecidos por el coronavirus en el país.

El gobierno del presidente Sebastián Piñera ha dispuesto varios mecanismos para apoyar la liquidez de las empresas, así como pequeños bonos e ingresos mínimos para los más pobres, pero sus destinatarios los consideran insuficientes.

Por su parte, tras 33 días de cuarentena obligatoria, Colombia reanudó paulatinamente las actividades de construcción e industria manufacturera con estrictos protocolos de bioseguridad. La educación y el transporte aéreo seguirán suspendidos hasta nueva orden. Hasta ahora el fin del confinamiento está previsto para el 11 de mayo.

En Colombia hay 5.597 casos positivos y 253 fallecidos.

Por su parte, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador estimó que para el 1 de julio el país estaría en condiciones de reanudar las actividades comerciales con Estados Unidos. Actualmente hay restricciones para el cruce de personas entre ambos países para actividades no esenciales.

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) tiene previsto arrancar el 1 de julio.

Hasta el domingo por la noche, México tenía 14.677 casos confirmados y al menos 1.351 muertos, pero las autoridades esperan que ese número crezca en las próximas dos semanas, en las que prevén que la pandemia alcanzará su pico.

Las autoridades han pedido a las empresas que realizan labores no esenciales que manden a sus empleados a casa para evitar contagios, pero no todas están cumpliendo la disposición. La titular de la Secretaría del Trabajo, Luisa María Alcalde, informó el lunes que 87% de todas las empresas en el país han cumplido la petición, y el 13% restante no.

En varias provincias argentinas como Jujuy o Tierra del Fuego comenzaron a permitirse las salidas recreativas durante una hora al día y en las proximidades del domicilio. En tanto, las autoridades de la capital y las provincias de Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe —los distritos más populosos del país— decidieron no aplicar esta flexibilización por temor a que se disparen los contagios.

El presidente Alberto Fernández matizó el anuncio que realizó durante el fin de semana de que la medida era aplicable a todo el país, al señalar que las salidas recreativas serán en última instancia decisión de los gobiernos de los distintos distritos, atendiendo a la densidad poblacional y la curva de contagios.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, aclaró que las salidas permitidas “tienen una visión sanitaria, no recreativa ni física”, y ante la confusión generada por el anuncio presidencial enfatizó que “cada jurisdicción tiene la potestad de regularlo”.

En Argentina hay unos 3,700 infectados y 192 fallecidos. La capital y la provincia de Buenos Aires son los distritos con más casos detectados.

En Ecuador, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, dijo que se registran 663 muertos y 1.1138 personas que probablemente fallecieron por la misma causa, aunque no se les hicieron pruebas a tiempo, además de 23.240 contagiados. También hay 1.557 enfermos que recibieron el alta hospitalaria.

Cuba, por su parte, informó que arrancó su semana con 1.333 casos confirmados y 56 fallecidos. En los hospitales hay unas 3,500 personas sospechosas de haber sido infectadas.

En un modelo presentado por el decano de la Facultad de Matemática de la Universidad de La Habana, Raúl Guinovart, se indica que la semana que viene la isla podría estar en el pico de su curva de infección —no los casos nuevos reportados en un día, sino la cifra total de los enfermos para esa fecha_, por lo que las autoridades deben prepararse para jornadas de complejidad en los servicios médicos.

La isla se encuentra cerrada a los turistas, no se permite a los ciudadanos viajar —salvo cuestiones humanitarias_, muchas localidades del país fueron declaradas en cuarentena con restricción de movimientos y buena parte de los trabajadores se encuentran en sus hogares.

En Venezuela, la cifra de contagiados aumentó a 319 tras confirmarse cuatro nuevos casos, entre ellos dos relacionados con estudiantes que estuvieron recientemente en los estados fronterizos brasileños de Amazonas y Roraima, indicó el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez. De ellos se registran 10 fallecidos y 137 recuperados.

Las dos estudiantes ingresaron al país el 20 de abril, una de ellas procedente de la ciudad amazónica brasileña de Manaos y otra del municipio Paracaima en Roraima.

En Panamá, a su vez, el viceministro de la Presidencia, Juan Carlos Muñoz, renunció en medio de un escándalo por el intento de compra de 100 ventiladores médicos con supuestos sobrecostos. Aunque la adquisición se suspendió, el caso generó dudas en las compras de insumos que realiza el gobierno en medio de la emergencia por el coronavirus, cuyos casos no cedían. Al lunes, el país centroamericano registraba 5.399 personas con la infección y 167 decesos.

Por otro lado, en Guatemala el presidente Alejandro Giammattei anunció que se reportaron 30 casos nuevos de coronavirus en el país, con lo que ya suman 515 y 15 muertos. Hay 49 personas que se han recuperado.

Se mantienen las medidas de contención obligatorias, incluyendo el uso de mascarillas.

En Bolivia, el Ministerio de Salud informó de 64 casos nuevos, con lo que ya hay 961 contagios y 53 fallecidos en el país cuando faltan tres días para que concluya la cuarentena decretada por la presidenta interina Jeanine Áñez.

La mandataria anunció que se flexibilizará el confinamiento en varios sectores, e indicó que el martes se llevará a cabo un análisis por cada región.

En América Latina hay más de 165,000 contagiados y más de 8,200 muertos.

El coronavirus ha infectado a más de 3 millones de personas y causado la muerte a más de 210,000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.

Jamileth

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *