Una enfermera acusada de robar tarjeta de crédito a un muerto


Visitas : 1

Una enfermera acusada de robar tarjeta de crédito a un muerto por coronavirus en hospital de Nueva York

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ La enfermera Danielle Conti, de origen italiano y 43 años de edad, fue arrestada ayer jueves por la policía y acusada de robarle la tarjeta de crédito a Anthony Catapano de 70 que estaba moribundo y murió por el coronavirus, mientras ella estaba supuestamente a su cuidado en el hospital de la universidad de Staten Island North.

La enfermera que reside en el pueblo Old Bridge en Nueva Jersey, usó la tarjeta del muerto para gastar 60.23 dólares para comprar víveres y gasolina.

El padre de Conti, cuyo nombre no ha sido revelado murió el 12 de abril.

Es acusada de hurto mayor, posesión criminal de propiedad robada y hurto menor.

Cuando la hija, de 37 años de edad, chequeó la tarjeta descubrió el robo del dinero a su padre.

Un portavoz del hospital dijo que Conti ha sido un empleado desde 2007 y fue suspendida de sus labores hasta la conclusión de las investigaciones.

“Danielle Conti ha sido suspendida temporalmente y se enfrenta a la terminación en respuesta a los cargos de delito grave”, dijo un portavoz del hospital.

“Estamos trabajando estrechamente con las autoridades policiales y el hospital está llevando a cabo su propia investigación”, añadió el nosocomio.

“No puedo creer que una persona pueda hacer algo así a alguien que lucha por su vida”, dijo Tara Catapano, la hija devastada del muerto, mientras se ahogaba de emoción.

“Esta es una enfermera que hizo un juramento de tratar, proteger y salvar pacientes. Es asqueroso. Nunca en un millón de años esperé que algo de esto sucediera”.

Los policías dijeron que la tarjeta se usó en una estación de servicio. La hija de la víctima dice que se hizo otro cargo el mismo día en una tienda Shop Rite.

“Ella es un ser humano despreciable”, dijo una indignada Tara Catapano al Daily News. ¿Cómo se sentiría si alguien le hiciera esto a sus padres cuando estuvieran gravemente enfermos? Espero que obtenga lo que se merece y pierda su licencia y su trabajo”.

La hija del difunto dijo que el arresto le trajo una sensación de alivio incluso mientras luchaba con la muerte y el robo de su padre.

“No sé si dirías que fue un final feliz”, dijo. “Me alegro de que se haya hecho algo, me alegra que haya algo de justicia, y ella va a pagar por esto”, agregó.

El robo fue cometido el 9 de abril, día en que el condado de Staten Island sufrió la más alta cantidad de casos de COVID-19, con 1, 200 contagios.





Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *