Bundesliga, reina de la economía

Visitas : 115

Bundesliga, reina de la economía

Pareciera ser que no hay un sólo factor que haya decidido el regreso de la Bundesliga. Pero sin dudas el económico ha pesado en forma considerable. El balance monetario del fútbol alemán viene creciendo a niveles sostenidos, como ninguna otra variable económica en país europeo. Y si bien aún no llega a tocarle los talones a la Premier, esta “primereada” en la lucha contra el coronavirus podría generarle ventajas relativas y también a largo plazo.

“En los últimos años, hemos trabajado con nuestros socios para desarrollar el fútbol profesional alemán en un sector económico altamente exitoso”, ha señalado Christian Seifert, presidente ejecutivo de la DFL. El directivo sostiene que “la Bundesliga y la Bundesliga 2 en total disfrutan de una sólida estabilidad económica”, pese a que ocho de los 36 equipos que militan en sus dos categorías volvieron a cerrar con pérdidas, según su informe anual. Así resumía el balance de la última temporada el CEO de la federación alemana encargado de la Bundesliga

La máxima categoría del fútbol profesional en Alemania facturó un 5,4% más en 2018-2019 y alcanzó los 4.025 millones de euros. Su Segunda creció otro 28,5%, hasta 782 millones de euros, por lo que el negocio total ascendió a 4.800 millones de euros.

La máxima categoría obtuvo un beneficio neto agregado de 127,85 millones de euros, frente a los 101,69 millones de un año antes. Son nueve ejercicios consecutivos en los que esta división genera ganancias, y además se recuperó terreno en términos individuales, pues se pasó de trece a catorce clubes que ganan dinero. En el caso de la 2.Bundesliga, el resultado neto se redujo a la mitad, hasta 13,69 millones de euros. Aun así, es el segundo beneficio más alto que logra esta liga de forma agregada en su historia.

“Las perspectivas de crecimiento futuro adicionales resultarán en particular de las innovaciones digitales y en el frente internacional”, señala el informe. Es una cuestión importante, pues estas actividades son las que impulsaron especialmente los ingresos durante 2018-2019. En concreto, los derechos de televisión aportaron un 19,1% más, hasta 1.733,5 millones de euros, gracias a los nuevos contratos domésticos y el inicio del último ciclo de la Uefa.

En materia de ingresos por TV, hacia 2017 Eurosport irrumpió en la Bundesliga aprovechando la ruptura del monopolio forzada por los reguladores en Alemania para hacerse con uno de los principales lotes que la competición había sacado a subasta en el país, aunque Sky siguió siendo predominante ya que emite seis de los siete paquetes reservados para la televisión de pago. En total, los clubes se repartirán 4.640 millones de euros entre las temporadas 2017-2018 y 2020-2021, a razón de unos 1.160 millones anuales de media. Justamente este contrato le permitió a Bundesliga tener liquidez en los momentos de mayor incertidumbre por la pandemia, ya que cerraron un acuerdo con los operadores de televisión que les permitía desbloquear pagos hasta el 30 de junio si es que no volvía a jugarse la liga”.

El nuevo contrato supuso un crecimiento del 85% respecto a lo que hasta ahora percibían por la venta de las retransmisiones a nivel nacional; el alza alcanza el 287% si se compara con los datos de hace una década, según ha informado la competición en un comunicado.

En cuanto al desarrollo hacia el futuro la alianza de la Bundesliga con el emporio Disney ya está en marcha. La plataforma OTT del grupo de medios ha alcanzado un acuerdo a largo plazo con la Bundesliga, por el que tendrá la exclusiva de las retransmisiones de la competición a partir de 2020-2021 en todo el territorio de los Estados Unidos. Espn se comprometió a emitir en directo y mantendrá bajo demanda más de 300 partidos por temporada, además de toda la Bundesliga 2, la Supercopa DFL y contenidos adicionales durante el resto de la semana. Además, los encuentros más relevantes se emitirán en los canales que Espn distribuye a través de la televisión por cable en el país.

Robert Klein, director de la división internacional de Bundesliga, ha argumentado el cambio de operador (anteriormente el comercializador era Fox Sports) porque “estaba claro que Espn y Espn+ compartían nuestra ambiciosa visión”. “Nos ayudarán a construir sobre las fuertes conexiones que la Bundesliga tiene con EEUU, al haber recibido a más jugadores estadounidenses que cualquier otra liga europea”, ha añadido.

La segunda línea de negocio más relevante continúa siendo la publicidad gracias al fuerte apoyo que reciben los clubes de las multinacionales germanas, en torno a 1.000 millones de euros. La recaudación por taquilla y venta de merchandising, muy ligada lo local, son dos líneas que crecieron en torno al 2,5% interanual, con 651,3 millones y 214,3 millones de euros.

Otra actividad que crece cada temporada es la compraventa de futbolistas, que en 2018-2019 generó unos ingresos brutos de 771,4 millones de euros. Los equipos alemanes han sabido atraer a buena parte del talento que se genera en Europa Central, que después exportan a la Premier League o LaLiga, entre otros.

En término de gastos, los 36 equipos del fútbol alemán profesional destinaron un 10,7% más al pago de nóminas deportivas, con 1.670,6 millones de euros. A esta cifra hay que añadir los 186,7 millones de euros que se destinaron a financiar las canteras, con un incremento de diez millones de euros. Ahí también está el futuro.

Ya este crecimiento se había visto reflejado en el balance de la temporada 20017/18 cuando el aumento del número de empleos creados (ya está en 55.000, cifra récord) y el de dinero recaudado en materia de impuestos, que llega a los 1.280 millones de euros había convertido al fútbol alemán en la actividad de mejores indicadores económicos del país. La propia DFL destacaba que la Bundesliga superaba «considerablemente a la economía nacional de la República Federal de Alemania en términos de crecimiento económico».

La ortodoxia alemana no se aplicará al fútbol con todo su vigor, al menos durante 2020-2021. La asamblea de clubes de la Bundesliga y la 2.Bundesliga ha acordado flexibilizar las exigencias económicas que se piden para competir el próximo año, ante la evidencia que la crisis del Covid-19 dejará en una situación delicada a muchos equipos. La normalidad se recuperará en 2021-2022.

“El objetivo es dar a todos los clubes el tiempo y la oportunidad de lidiar con las consecuencias financieras de la pandemia de coronavirus y reanudar las operaciones regulares para que las competiciones se puedan completar en el campo”, ha señalado la gestora del fútbol profesional alemán en un comunicado.

Entre las medidas adoptadas está suprimir la deducción de nueve puntos como sanción para aquellos equipos a lo que se les insten procesos de insolvencia en 2019-2020, mientras que en 2020-2021 sólo se restarán tres puntos. Además, no se exigirá una posición de tesorería mínima para obtener la licencia de competición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *