“Tenemos que trabajar para que en el país no se pierda un empleo”

Visitas : 257

Virus. Abinader lidia junto a su familia inmediata con el Covid-19. Contagios. Además de su esposa Raquel, también han resultado positivo dos de las tres hijas del candidato presidencial.

SANTO DOMINGO, RD .-Luis Rodolfo Abinader Corona tiene tradición de apego a la familia y así lo ha mostrado durante las campañas electorales en las que ha tenido un papel relevante, ya que su esposa Raquel Arbaje ha estado a su lado de manera activa.

En este proceso ambos estaban tirados a la calle en lo que han denominado “Ruta solidaria”, la cual se inició poco después de que se decretara el estado de emergencia en el país como parte de las medidas para evitar la propagación del nuevo coronavirus Covid-19.

Pues el destino los llevó a que ambos se contagiaran casi simultáneamente de la enfermedad en el tramo final de la campaña.

Abinader y su candidata vicepresidencial Raquel Peña.

Tan pronto supieron los resultados de los análisis mandaron a hacerle las pruebas a sus tres hijas y dos de ellas salieron también positivo. Solo la segunda en edad tuvo resultado negativo y fue aislada del resto de la familia para evitar el contagio.

Abinader, inmerso en la carrera por la Presidencia, ha tenido que convertir su casa en un comando de campaña virtual para darle seguimiento a las actividades proselitistas de su equipo, pero teniendo el cuidado de llevar las recomendaciones médicas tanto para él como para su familia.

Hijas asintomáticas
Al participar de manera virtual en el “Coloquio con los candidatos” de EL DÍA y el programa “Cuentas Claras”, relata que sus dos hijas están sobrellevando la enfermedad prácticamente de manera asintomática, mientras que él y su esposa Raquel tienen síntomas moderados, pero con frecuencia le sube la fiebre, le aumentan los dolores de cabeza y alguno que otro ataque de tos.

“Los primeros días no fueron fáciles, pero ya los síntomas son leves. A partir de un tiempo debería empezar su declive. Lo importante es luchar contra la enfermedad. Yo sigo trabajando, porque aquí es importante tener una actitud positiva”, señala.

Pese a la enfermedad, mantiene un buen sentido del humor y en medio de una sonrisa señala que en esta situación tanto él como su esposa Raquel se intercambian para ser uno enfermero del otro.

Un plan de salud
Su condición de paciente de Covid-19 le hace reafirmar su posición sobre cómo abordar esta enfermedad, lo cual le han manifestado los técnicos del área de la salud de su partido: pruebas masivas y aislar a los positivos para así ir rompiendo la cadena de contagios e insistir en el uso de mascarillas y el distanciamiento social.

Plantea su visión de futuro, pues entiende que este virus ha puesto al descubierto las precariedades del sistema sanitario dominicano. Indica que desde antes de la pandemia había planteado aumentar en 40 mil millones de pesos la inversión en salud.

“Ya en el plan de gobierno hablábamos de 40 mil millones de pesos adicionales a la salud, porque sabíamos que el sistema sanitario dominicano era muy precario. En el gobierno del cambio cada ciudadano tendrá un seguro médico”, puntualizó.

Explica que con la universalización de la cobertura a través del SeNaSa se crea un mecanismo que permite a los hospitales obtener mayores recursos y mejorar sus servicios.

La crisis sanitaria por el Covid-19 ha arrastrado una crisis económica con proyecciones de prolongarse más allá del presente año, pero que requiere de paliativos inmediatos porque ciento de miles de personas ya han perdido sus empleos.

Cuidar el empleo
El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno explica que parte de sus planes para la recuperación consiste en extender el subsidio al empleo para garantizar ingresos mínimos de 10 mil pesos mensuales mientras dure la crisis para aquellos que hayan perdido sus fuentes de trabajo o estén suspendidos.

“Lo que no podemos hacer es convertir una crisis coyuntural en una crisis permanente afectando la demanda agregada de la economía”, puntualizó.

Auxiliar sectores
Señaló la necesidad de salir en auxilio a los diferentes sectores, que a su entender han resultado afectados de manera diferente y pone como ejemplos el agropecuario, el industrial, las zonas francas y el turismo.

“Tenemos que trabajar para que no se pierda un solo empleo en la República Dominicana. El objetivo ahora debe ser ese y nosotros lo asumiremos desde que lleguemos al gobierno. Insiste Abinader.

El candidato presidencial del PRM enumera propuestas de recuperación que parecieran formaban parte de su programa de gobierno inicial, pero él mismo se encarga de aclarar que esta crisis ha obligado a un reenfoque del manejo futuro y presente de la economía.

Señala que como parte de los motores para reactivarla está el establecimiento de incentivos fiscales para sectores, entre los que citó al de la construcción para construir viviendas de bajo costo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *