China sentencia a un cuarto canadiense a muerte por drogas en medio de tensión entre ambos países

Visitas : 5.582

China sentencia a un cuarto canadiense a muerte por drogas en medio de tensión entre ambos países

Las relaciones entre Beijing y Toronto se deterioraron tras la detención de una alta ejecutiva de Huawei e hija de su fundador, en 2018.

China condenó a un ciudadano canadiense a pena de muerte por un delito de drogas, el cuarto en menos de dos años, tras el drástico deterioro de las relaciones entre Beijing y Toronto luego de la detención de una ejecutiva del gigante tecnológico chino Huawei. 

Ye Jianhui fue sentenciado el viernes por la Corte Intermedia Municipal de Foshan, en la provincia sureña de Guangdong. Ye había sido hallado culpable de fabricar y transportar drogas ilegales, dijo la corte en un breve comunicado. Otro sospechoso en el caso recibió la misma condena, y cuatro personas más fueron sentenciadas a penas de entre siete años de cárcel y cadena perpetua. Las penas capitales se remiten automáticamente al Tribunal Supremo del país para su revisión.

Las relaciones entre China y Canadá se deterioraron tras la detención de Meng Wanzhou, alta ejecutiva del gigante tecnológico Huawei e hija de su fundador, en el aeropuerto de Vancouver a finales de 2018. Estados Unidos, que requirió el arresto, solicita su extradición por cargos de supuesto fraude por el vínculo entre la compañía e Irán. 

La detención enfureció a Beijing, que ve su caso como una acción política para evitar el ascenso de China como una potencia tecnológica global. La condena a Ye se produjo un día después de su compatriota Xu Weihong recibió la misma pena en la Corte Intermedia Municipal de Guangzhou, también en la provincia de Guandong.

 La justicia china también condenó a la pena de muerte al narcotraficante Robert Schellenberg en una rápida repetición de su juicio tras el arresto de Meng. 

Otro ciudadano canadiense, Fan Wei fue sentenciado en abril de 2019 por su rol en un caso de tráfico de drogas internacional. China detuvo también al ex diplomático canadiense Michael Kovrig y al empresario Michael Spavor semanas después del arresto de Meng, acusándolos de vagos delitos contra la seguridad nacional. Beijing impuso restricciones a varias exportaciones canadienses, incluyendo el aceite de colza, en un aparente intento de presionar a Toronto para la puesta en libertad de la ejecutiva. El breve comunicado de la corte de Foshan no ofreció más detalles sobre los cargos contra Ye y los otros acusados.

 Pero el cibersitio Yangcheng Evening News, de la vecina ciudad de Guangzhou, reportó que Ye y el otro acusado, Lu Hanchang, conspiraron con otros para fabricar y transportar drogas entre mayo de 2015 y enero de 2016. La policía incautó unos 218 kilos de cristales blancos impregnados con la droga de diseño MDMA en un cuarto utilizado por los dos, y halló otros 9,84 gramos de la droga en bolsas y residencias de Lu y los otros, añadió el diario. Como muchas otras naciones asiáticas, China impone penas elevadas por fabricar y vender drogas ilegales, incluyendo la pena capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *