JCE debe reunirse para asignar fondos a los partidos políticos

SANTO DOMINGO, RD.- Los actuales miembros de la Junta Central Electoral (JCE) deberán reunirse por primera vez para reglamentar la repartición de fondos a los partidos políticos para el nuevo 2021, a partir de los resultados de las elecciones del año pasado, de las normas del sistema electoral y de una amplia jurisprudencia.

Todas las variantes de la fórmula para la asignación presupuestaria variaron en esta ocasión por diversas situaciones y la JCE tendrá que volver a hacer su cálculo. Los partidos del sistema cambiaron de posición en el ajedrez político y aparecieron otros nuevos en las elecciones municipales, congresuales y presidenciales del año pasado.

Pero el dato que más condicionará esa repartición de dinero es la sentencia del Tribunal Superior Electoral (TSA), que reconoció como buena y válida la resolución de la JCE número 34-2019 que había establecido que se tome en cuenta la sumatoria de los votos obtenidos en las elecciones anteriores en todos los niveles para el orden en las boletas y para la asignación de recursos.

Así lo estableció la JCE desde el año 2017 en la resolución 02/2017, pero ésta nunca se pudo aplicar por diversos procesos judiciales. En abril de 2017 un fallo del Tribunal Superior Electoral (TSE) anuló esa resolución, haciendo que en 2017, 2018 y 2019 se tomaran en cuenta solo los resultados de las elecciones presidenciales.

En diciembre de 2019, un sentencia del Tribunal Constitucional (TC) anuló la anterior del TSE, trayendo a la vida la resolución 02/2017 y el criterio de los tres niveles de elección. Ese mismo mes, la resolución 34-2019 estableció el orden de los partidos en las boletas para las elecciones de febrero del año siguiente y la distribución de los fondos públicos según los votos obtenidos en los niveles municipal, congresual y presidencial del 2016.

Pero esa resolución tuvo que ser anulada y se volvió al viejo modelo luego de que el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) solicitó la suspensión de sus efectos hasta tanto no se conociera un recurso contra la misma disposición que ellos interpusieron.

En 2020, los fondos públicos y el orden en las boletas en las elecciones municipales se sortearon según el desempeño de los partidos en el nivel presidencial, pero eso cambió cuando el TSA falló en mayo de ese año validando la resolución 34-2019.

La JCE acató la medida, cambiando el orden de las boletas para las elecciones generales extraordinarias del 5 de julio. El PRD, que ocupaba la posición tercera, bajó a la cuarta; y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) subió a la casilla número 3.

La aplicación de uno u otro de los parámetros antes citados significarían una diferencia importante para que algunos partidos puedan ser incluidos entre aquellos que lograron más del 5 por ciento de los votos y que recibirán el 80 por ciento de los fondos. Al resto le toca el 20 por ciento.

Para el 2021, el presupuesto consignado para los partidos es de 1,260 millones de pesos, pero las organizaciones solo recibirán la mitad de ese dinero. El presidente Luis Abinader propuso reducir el monto como forma de ahorro por la crisis ocasionada por la pandemia, algo que los líderes políticos rechazaron.

El Congreso Nacional aprobó una adenda del proyecto de ley de Presupuesto General del Estado en la que el presidente Abinader indicaba que la mitad de los recursos de los partidos serían destinados a la construcción de una extensión de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

El director General de Presupuesto, José Rijo Presbot, dijo a Diario Libre que la JCE debía transferir la mitad de esa partida para la UASD. El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y Fuerza del Pueblo (FP) calificaron como un engaño del mandatario la disposición, ya que esta no fue discutida en el parlamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *