reencontrarse consigo mismoLuis De León considera el PLD debe r

Visitas : 1.259

SANTO DOMINGO, RD .- El profesor Luis De León, aspirante a secretario general del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), consideró este viernes que la división y la derrota política electoral obliga a esa organización a “reencontrarse consigo mismo” y realizar una profunda y verdadera renovación de sus cuadros dirigenciales.

De Léon dijo que el PLD debe “volver al boschismo, con todos sus atributos políticos y naturalmente el aspirante debe ser un ejemplo ético, moral y con historia de servicio en el partido y en la comunidad”.

Además, colocar en primer plano la calidad, en la dirección de fortalecer la cantidad, a través de una escuela de líderes, que enfatice la política como ciencia, servicio, educación, cultura, historia y el civismo.

La propuesta está contenida en un documento presentado por De León, donde explica por qué aspira a la secretaría general del PLD.

A continuación del texto íntegro del documento:

 

ASPIRO A LA SECRETARIA GENERAL DEL PLD, PARA RESCATAR Y FORTALECER EL BOSCHISMO Y LA INSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA.

PARA DEVOLVERLE AL PUEBLO, AL PARTIDO Y A LAS BASES LA CONFIANZA Y LA CREDIBILIDAD DE VOLVER PRONTO AL PODER.

ASPIRO A LA SECRETARÍA GENERAL, PARA COLOCAR AL PARTIDO Y AL PUEBLO EN PRIMER PLANO, A PARTIR DE LA APLICACIÓN DE UNA FILOSOFÍA DE EDUCACIÓN Y HUMANISMO.

En mi calidad de miembro fundador del PLD y en mi rol de miembro del Comité Central y fundador de la Fuerza Boschista (21 años de existencia), peledeista sin vacaciones, sin licencia y mucho menos sin renuncia ni expulsión; en una palabra, leal y defensor del partido y nuestro líder histórico el Prof.: Juan Bosch. Desde que vine de mi provincia Monte Cristi, y participe del Congreso Constitutivo fundacional del PLD, el 15 de diciembre de 1973, cuando tenía 18 años de edad, e ingresé a la UASD a estudiar ciencias políticas y ciencias de la educación, por estas y otras razones manifiesto mi disposición de aspirar a la Secretaría General del emblemático Partido de la Liberación Dominicana.

Estoy aspirando a la posición de Secretario General, en un momento crucial para la vida del partido y la democracia dominicana.

Nuestro PLD en los años 2019 y 2020 sufrió dos colapsos fatales: la división y la derrota política y salida del gobierno el 05 de julio del año 2020. Esta terrible realidad nos obliga a recomponer, cualificar, relanzar y realizar un proceso político crítico y autocrítico que genere la vuelta del auténtico boschismo y que en consecuencia fortalezca de forma blindada la ética, la moral, el equilibrio y la unidad en torno al ideario de principios y valores del Prof. Juan Bosch junto a su patriotismo, la fe en el porvenir y la institucionalidad democrática dominicana.

La división y la derrota política electoral replantea al PLD reencontrarse consigo mismo, realizando una profunda y verdadera renovación de sus cuadros dirigenciales, y llevar al partido y sus organismos a la calidad y el servicio comunitario.

 Tenemos que direccionar mejor la carrera de masificación del partido con un carácter estrictamente electorero, pero sin fuerza social, ni principios, ni valores, cultura y patriotismo.

Tenemos que volver al PLD del Prof. Juan Bosch en donde la calidad dirige con efectividad y con educación política a la cantidad en beneficio del pueblo.

El panorama económico, político y social del país hasta ahora luce incierto e inestable ante la presencia del Coronavirus y la secuela de crisis socioeconómica, el alto costo de la vida, el desempleo y la inmovilidad social, etc.

El Comité Político debe tomarse en serio la división y la derrota electoral del partido. Debe tomarse en serio el futuro inmediato y mediato del partido.

El Comité Político debe tomarse en serio el relevo dirigencial en virtud de que es un pedido del partido y la sociedad.

Justo y noble es reconocer en términos científico y social que los mejores gobiernos que ha tenido la República Dominicana han sido los 20 años del PLD. El país está sembrado de obras de desarrollo, progreso, de modernidad, de equidad y de justicia social, e institucionalidad democrática.

Pero justo y noble es reconocer que el Comité Político ante la división y la derrota política electoral, debe tomarse en serio la profunda renovación del partido y en consecuencia escuchar al Prof., Juan Bosch, quien sostenía que “La política es lo que más se parece a la guerra, y cuando el estado mayor pierde la guerra, debe dar un paso de retirada y reflexionar”.

El Congreso Virtual y la Secretaria General

El Partido de la Liberación Dominicana terminó la segunda fase del congreso virtual José Joaquín Bidó Medina en el pasado mes de diciembre a propósito de la conmemoración del 47 Aniversario del Partido, el 15 del citado mes del año 1973. El Noveno Congreso Virtual, aprobó entre otras cosas escoger al Presidente y Secretario General por la vía selectiva del Comité Central y no por la vía del voto universal y secreto del partido (como estableció el Prof. Juan Bosch), ratificar a los actuales miembros del Comité Central y llevarlos hasta 960 miembros.

La Fuerza Bochista considera que esas aprobaciones de la plenaria virtual de diciembre 2020, carece de legitimidad, consenso mayoritario y participación masiva de las bases soberanas del partido.

Hemos propuesto a la comisión organizadora del congreso que dichas aprobaciones, para que sean justamente válidas y legitimas debe convocarse un plebiscito nacional, que consulte una representación cualificada de las bases del partido.

Proponemos a la comisión organizadora que posponga la elección del Presidente y el Secretario General en un tiempo y una fecha en la que la pandemia permita determinada posibilidad de presencia física. Ahora más que ayer tenemos que fortalecer al PLD, tenemos que preservarlo para que la nación y la democracia avance. La presente hora de la historia dominicana no es para invento o personalismo, el país necesita de un PLD vigoroso, renovado, patriótico y de valores.

El Prof. Juan Bosch fundó al Partido de la Liberación Dominicana con un propósito histórico, divino, espiritual, cultural, patriótico, científico, de dignidad y honestidad.

Es decir, el propósito del Prof. Juan Bosch, al fundar el PLD no fue solamente de carácter político.

 Juan Bosch fue un ser humano amplio, diverso y universal. Bosch amo lo divino sobre todo a Dios, fue católico, masón, predicador de la teología de la liberación nacional.

Que lo sepa la República dominicana, que lo sepa el mundo, el Prof. Juan Bosch fundo el PLD en una coyuntura que su pensamiento y su visión del mundo era avanzada, progresista y revolucionaria.

El Juan Bosch que fundo el PLD el 15 de diciembre 1973, era un hombre que había evolucionado ya él estaba transformado por eso llego a manifestar varias veces que “El PLD es su obra maestra” y en tal virtud manifestó en el discurso fundacional y constitutivo del partido que “El PLD nace para terminar la obra inconclusa de Juan Pablo Duarte y los trinitarios “.

Estamos en enero del 2021 y todavía no se ha realizado o completado la obra del padre y fundador de la República, Juan Pablo Duarte, es decir no podemos permitir que sectores de injerencia extranjera, algunos sectores nacionales y algunos dirigentes del partido, de viejo cuño y de nuevo cuño, quienes, con su conducta y aspiraciones políticas de poder, pretenden infructuosamente destruir el PLD.

El PLD fue dividido y sacado del poder mereced a la injerencia extranjera y sectores nacionales entre ellos sectores del PLD y de la sociedad civil, estos último poco a poco se fueron adueñando de los gobiernos del PLD.

Propuesta vital para la Secretaria General.

En esta coyuntura política, social, económica de revolución tecnológica, de información y la comunicación, el PLD necesita un secretario general, que luche y trabaje con tesón para rescatarlo, fortalecerlo y consolidarlo con el bochismo, el patriotismo, la cultura, la educación y la fuerza de la familia dominicana.

Se necesita un secretario general que reencuentre y empodere al partido con la política de la verdad, de los valores y los derechos humanos del país y la humanidad. Se necesita un secretario general que se entregue de verdad en cuerpo y alma al partido, no a un grupo o sector económico.

Es bueno reiterar que los 20 años de gobiernos del PLD han sido los de mayor desarrollo económico, social, cultural, educativo, tecnológico y de modernidad, entre otros logros.

Los avances y el progreso que experimento la República Dominicana en los gobiernos del PLD, fueron significativos y sólidos; sin embargo, la apertura populista, desesperada, descontrolada y la carrera ilimitada de masificación, con propósitos eminentemente electoreros, para así promover seudos liderazgos que priorizan el personalismo, el individualismo lo cual reproduce la inversión de valores; todo esto conspira contra el partido de servicio, de dignidad, de patriotismo y de familia que fundó el Prof. Juan Bosch, amparado en el lema del partido que dice reza “ Servir al Partido para Servir al Pueblo” o en la frase que él hizo popular en el pueblo dominicano “ El que no vive para servir,  no sirve para vivir”.

En ese sentido, proponemos escuetamente los siguientes aspectos:

  • Volver al boschismo, con todos sus atributos políticos y naturalmente el aspirante debe ser un ejemplo ético, moral y con historia de servicio en el partido y en la comunidad.
  • Colocar en primer plano la calidad, en la dirección de fortalecer la cantidad, a través de una escuela de líderes, que enfatice la política como ciencia, servicio, educación, cultura, historia y el civismo.
  • Rescatar las categorías de organismo partidario y educación política. Fomentar que las reuniones orgánicas se vuelvan a realizar semanalmente, y que en consecuencia se reinicie la agenda de rigor que incluye la crítica y la autocrítica, la educación, la finanza, entre otros.
  • Establecer como política fundamental, la evaluación y el control de forma sistemática, y así garantizar la calidad y el carácter orgánico del partido. Sin evaluación ni control, el partido es un barco a la deriva.
  • Retomar la disciplina partidaria y considerarla vital para la vida existencial del partido. Implementar de nuevo la toma de decisiones orgánicas (No individuales), ante faltas al deber partidario, y bochista ya sea simple o grave. Tenemos que darle categoría de fundamental y determinante al tribunal de ética y disciplina. Un partido de masas como el nuestro no puede funcionar bien, sin un régimen ético y disciplinario.
  • Restaurar la apertura de locales del partido en todo el país. Sin locales por cada Comité Intermedio, no hay partido. Esos locales, en principio hay que ponerlos al servicio del ministerio de salud pública para el combate del coronavirus, si fuese necesario. Tanto en los locales como fuera de ellos debemos rescatar de nuevo el saludo partidario, una expresión disciplinaria de peledeismo histórico, con lo cual se respeta así la categoría o el nivel político del compañero o compañera.
  • El PLD de hoy debe profundizar su ideología y su doctrina política. Debe ajustarla al PLD del Prof. Juan Bosch, y a las concepciones globalizantes de autodeterminación, democracia participativa y redención humana.
  • Desde los locales del partido, modernizar la organización politica operando con la tecnología al servicio del desarrollo político y el progreso social. Abrir el partido a las culturas educativas, económicas, de salud, religiosas, ecológicas, agrícolas y patrióticas dirigidas a barrios de zona urbanas y comunidades rurales.
  • Propiciar la vuelta del partido a las vinculaciones sociales, los frentes sociales de masas, a través de la red de organizaciones de servicios solidarios y familiares.
  • Censurar, erradicar, la cultura individualista, personalista, narcisista, pequeño burguesa en desmedro de la cultura colectiva integradora “del yo al nosotros” en la dirección de fomentar el trabajo en equipo y aumentar el contenido y el valor humano de la condición de compañeros y compañeras, recordar que el Prof. Juan Bosch decía que en el partido la categoría más alta es la de miembro.
  • Propiciar una cultura de conciencia en relación a la concepción doctrinaria del Prof. Juan Bosch que sentencia, que “El PLD no es propiedad de individuos o personas ni sectores, el dueño del PLD es el pueblo dominicano”.
  • Fortalecer y hacer imprescindible la rendición de cuentas a todos los niveles orgánicos del partido. No podemos permitir que se viole alegremente por omisión o comisión la rendición de cuenta.

La rendición de cuenta debe ser una razón fundamental que valide la existencia del PLD.

PROF. LUIS DE LEON

Presidente Fuerza Boschista

Miembro Comité Central PLD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *