Lobelia: principales beneficios y contraindicaciones


La lobelia (Lobelia inflata) es una planta herbácea de hoja perenne, cuyas flores pueden tener diversas tonalidades, como el azul, el amarillo, el blanco y el rojo. Pertenece a la familia de las lobeliáceas y crece principalmente en América del Norte y Sudáfrica.

Según datos históricos, los nativos americanos emplearon esta planta con diversos fines medicinales y ceremoniales. En particular, la fumaron y la quemaron para inducir el vómito, combatir el asma y disminuir los síntomas de los tratarnos musculares. De hecho, en dichas culturas fue apodada como «hierba de vómito» o «tabaco de indio».

En la actualidad, la planta ha sido estudiada por su potencial farmacológico. Sin embargo, se ha determinado que tiene compuestos tóxicos para la salud. Por eso la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) la incluyó en la base de datos de plantas venenosas. ¿Quieres saber más al respecto? Descubre sus principales beneficios y contraindicaciones.

Principales beneficios de la lobelia

De acuerdo con la literatura popular, la lobelia tiene compuestos que contribuyen a mejorar la salud, sobre todo en casos de afecciones respiratorias, trastornos musculares y adicción a las drogas. Un estudio publicado en Biochemical Pharmacology explica que uno de sus compuestos activos tiene acciones similares a las de la nicotina.

No obstante, no tiene semejanza estructural con dicha sustancia y puede ser un agente terapéutico con potencial para controlar las adicciones. Aún así, los resultados de las investigaciones son mixtos y, por tanto, no se recomienda como tratamiento de primera elección. ¿Cuáles son sus usos?

Lee también: Albahaca sagrada: beneficios y efectos secundarios

Trastornos respiratorios

Uno de los principales beneficios que se atribuyen a la lobelia es su capacidad para combatir los síntomas de los trastornos respiratorios. Una investigación divulgada en Journal of Restorative Medicine expone que la lobelina, un alcaloide de la planta, relaja las vías respiratorias, estimula la respiración y actúa como expectorante.

Debido a esto, la planta puede ser coadyuvante contra la sintomatología del asma, como las sibilancias, la tos severa y el dolor de pecho, entre otros. De todos modos, según esta misma publicación, es necesario usar la planta en la dosis correcta para evitar efectos indeseados. Además, no debe reemplazar el abordaje convencional.

Por lo general, para tratar este tipo de afecciones la planta se combina con otras hierbas, como el jengibre (Zingiber officinale) y el hisopo (Hyssopus officinalis). Aún así, son necesarios más estudios para evaluar su eficacia.

Raíz de jengibre para combinar con lobelia.
Combinada con jengibre, la lobelia se emplearía de manera adyuvante ante cuadros respiratorios sintomáticos, como el asma.

Alcoholismo

Se cree que los complementos herbales con lobelia pueden contribuir a dejar el consumo de alcohol. Por ahora, no hay ensayos clínicos en humanos que demuestren este efecto. Sin embargo, un estudio en animales publicado en Progress in Neuro-Psychopharmacology & Biological Psychiatry hizo hallazgos prometedores.

De acuerdo con la investigación, la planta tiene potencial terapéutico para el cese del consumo excesivo de etanol. No obstante, faltan evidencias que determinen en qué dosis es efectiva y segura.

Tabaquismo y abuso de drogas

Durante muchos años, la lobelia se empleó como coadyuvante para dejar el cigarrillo y otras adicciones. Sus defensores sugieren que sus compuestos ayudan a incrementar los niveles de dopamina en el cerebro, lo que genera un efecto similar al que causa la nicotina.

Pese a esto, las evidencias tanto a corto como a largo plazo no han dado resultados concluyentes. Por eso, desde 1993 la FDA prohibió la venta de productos antitabaco a base de la planta.

Aún así, estudios en animales han observado resultados favorables en los tratamientos para otros tipos de adicciones a las drogas. Se cree que las sustancias de la planta interactúan con los receptores cerebrales que se encargan de liberar los neurotransmisores que provocan la adicción.

Depresión

Los estudios preliminares en roedores sugieren que la lobelia tiene un efecto protector contra los trastornos del estado de ánimo. En particular, el compuesto activo de la planta, la lobelina, bloquea los receptores del cerebro que intervienen en el desarrollo de la depresión. Pese a esto, faltan evidencias para determinar los efectos en humanos.

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)

Se ha descrito el potencial de la lobelia como complemento para los pacientes con déficit de atención con hiperactividad (TDAH). En un pequeño estudio en humanos, divulgado a través de Journal of Attention Disorders, el consumo de 30 miligramos de lobelina ayudó a mejorar la memoria en estos pacientes.

Pese a esto, no se encontraron mejoras en la atención y los hallazgos se consideran poco relevantes. Dado que la lobelia estimula la liberación y absorción de dopamina, se cree que a futuro puede estudiarse como posible tratamiento para los síntomas de TDAH. Por ahora, no debe ser una opción terapéutica.

Otros usos de la lobelia

En la cultura popular, la lobelia ha tenido una amplia variedad de usos, pese a la falta de evidencias científicas. En concreto, se emplea de forma tópica en los siguientes casos:

  • Moretones.
  • Picaduras de insectos.
  • Dolores musculares.
  • Tiña.

Riesgos y contraindicaciones de la lobelia

Dada la falta de investigaciones en humanos, no se recomienda el uso de lobelia. Aún así, es posible encontrar estos suplementos en tiendas naturistas o herbolarias.

De todos modos, se advierte de los siguientes efectos secundarios:

  • Confusión.
  • Diarrea.
  • Boca seca.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sudoración excesiva.
  • Alteración del ritmo cardíaco.
  • Temblores.

No hay evidencias sobre su uso seguro en la piel. Por ello, no hay certeza de si provoca reacciones indeseadas. En dosis altas la planta es tóxica y puede conllevar consecuencias fatales.

Se dice que tomar de 0,6 a 1 gramo es tóxico y 4 gramos son letales. Esta contraindicada en niños, mujeres embarazadas y personas que están con medicamentos prescritos.

Taquicardia por consumir lobelia.
Uno de los efectos adversos es la taquicardia, que es la aceleración del ritmo cardíaco. Dosis de 4 gramos se consideran letales.

Descubre: Bolsa de pastor: beneficios y efectos secundarios

Dosis y presentaciones

No hay un dato preciso de cuál es la dosis segura de lobelia. La cantidad puede depender de factores como la edad y la salud general, entre otros.

Ahora mismo, la planta se distribuye seca para preparar té, en cápsulas, tabletas y extractos líquidos. El fabricante suele indicar la cantidad recomendada y el periodo de consumo. Por ningún motivo se debe exceder esa recomendación.

¿Qué hay que recordar sobre la lobelia?

La tradición sugiere que los componentes de la lobelia tienen potencial terapéutico contra el asma, la depresión, el tabaquismo y el TDAH. No obstante, los estudios científicos sobre sus efectos son limitados y se ha determinado que, en dosis altas, puede ser perjudicial.

Por lo anterior, los complementos a base de la hierba no deben suponer un tratamiento de primera elección contra ninguna enfermedad. Además, antes de ingerirlos, lo indicado es consultar al médico.

La entrada Lobelia: principales beneficios y contraindicaciones se publicó primero en .



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *