La Justicia de la UE tumba los acuerdos comerciales con Marruecos por incluir al Sáhara Occidental (y por qué España es el país más perjudicado)


El Frente Polisario denunció los pactos argumentando que eran contrarios al derecho internacional.

Este miércoles el Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) ha dado la razón al Frente Polisario y ha anulado tanto el acuerdo pesquero como las ventajas arancelarias acordadas entre la UE y Marruecos, debido a que incluyen al Sáhara Occidental, un territorio ocupado por España hasta 1975 y todavía pendiente de descolonizar, según la ONU, sobre el que Marruecos reclama la soberanía.

Sin embargo, según la sentencia del tribunal, con sede en Luxemburgo, se mantiene la aplicación de los acuerdos «por un cierto periodo de tiempo» con la finalidad de «preservar la acción exterior de la Unión y la seguridad jurídica de sus compromisos internacionales». Un plazo que se precisa que no podrá exceder de los dos meses.

De este modo, la Justicia europea estima los dos recursos presentados por el Frente Polisario, entidad reconocida a nivel internacional como representante del pueblo saharaui, que alegaba que los pactos atentaban contra el derecho internacional. Así mismo, argumentaba que esos acuerdos privaban al pueblo saharaui de explotar sus propios recursos y beneficiarse de ellos.

Sin embargo, la sentencia no es firme, ya que cabe recurso, que de ser planteado por alguna de las dos partes retrasará su aplicación hasta que se resuelva de manera definitiva.

Sin consentimiento saharaui

Aunque el TGUE ha corroborado que la UE y Marruecos pueden concertar un acuerdo aplicable al Sáhara Occidental, ha señalado que se debe atener a la exigencia relativa al consentimiento del pueblo saharaui, que «no se ha respetado» en esta ocasión.

Así, recalca que «no puede considerarse que las gestiones emprendidas por las autoridades de la UE antes de que se celebraran los acuerdos permitieran obtener el consentimiento» del pueblo saharaui, la población afectada.

Por el momento, la reacción marroquí se ha vehiculado a través de una declaración conjunta del alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y el ministro de Relaciones Exteriores del país magrebí, Nasser Bourita. «Seguimos plenamente movilizados para continuar la cooperación entre la Unión Europea y el Reino de Marruecos», afirma el texto.

En qué consiste el acuerdo de pesca anulado

El acuerdo entre Bruselas y Rabat permite pescar en el caladero africano a 128 buques europeos. A cambio, la UE abona a Marruecos alrededor de 52 millones de euros anuales, 12 de los cuales son pagados por los armadores, por permitir unas capturas que en el 91 % se producen en el caladero saharaui.

El país más beneficiado por este acuerdo es España, puesto que 92 de los buques autorizados tienen bandera española.

Tensión en las relaciones Madrid Rabat

Las relaciones entre Marruecos y España llevan décadas siendo tirantes, aunque alcanzaron un momento de tensión sin precedentes el pasado mes de mayo con la crisis de Ceuta.

Entonces el Gobierno marroquí decidió dejar sin vigilancia su lado de la frontera con la ciudad española, provocando una entrada masiva de migrantes que colapsó el pequeño enclave. Entre las más de 8.000 personas que cruzaron la frontera en tan solo dos días se encontraban además más de 2.000 niños y adolescentes no acompañados.

La causa inmediata de esta decisión fue la entrada en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, para ser tratado sanitariamente, aunque detrás del encontronazo diplomático se asomaba el conflicto irresoluto del Sáhara Occidental.

Hasta ahora Rabat se había sentido respaldado de facto en sus pretensiones por la UE, pero sentencias como esta pueden debilitar su posición, después del espaldarazo que supuso que el expresidente norteamericano Donald Trump reconociese su soberanía sobre la excolonia española justo cuando expiraba su mandato.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *