Someten a medidas disciplinarias a los responsables de la participación de la guardia de honor en la boda de un descendiente del último zar ruso

Someten a medidas disciplinarias a los responsables de la participación de la guardia de honor en la boda de un descendiente del último zar ruso

El gran duque Gueorgui Románov —cuyo título es cuestionado por otros descendientes de la familia real— y su novia italiana Rebecca Bettarini contrajeron matrimonio durante una ceremonia en San Petersburgo.

En el Distrito Militar Occidental ruso se inició una investigación interna, tras la participación de la guardia de honor en la boda del descendiente de la última dinastía gobernante de Rusia, informa la agencia Regnum, citando el servicio de prensa de la unidad militar.

Fuentes de RIA Novosti y TASS señalaron este miércoles que el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, sometió a medidas disciplinarias a los titulares del Distrito Militar Occidental que tomaron decisiones sobre la participación de la guardia en la boda.

La primera ceremonia nupcial de un representante de la casa Románov en territorio ruso en más de un siglo se celebró el pasado 1 de octubre en la catedral de San Isaac, en la ciudad de San Petersburgo. El gran duque Gueorgui (Jorge) Románov y su novia italiana Rebecca (Victoria) Bettarini contrajeron matrimonio en presencia de centenares de invitados, incluidos miembros de una veintena de casas reales y representantes de los círculos políticos, empresariales, clericales y culturales de Rusia.

En el evento participaron también los militares de la guardia de honor, que fueron fotografiados en posición de firme dentro del templo y en las escaleras de la catedral, mostrando sus sables.

Según el servicio de prensa del Distrito Militar Occidental, la guardia de honor asiste a las ceremonias de acogida y despedida de las delegaciones oficiales estatales, gubernamentales y militares, así como a los eventos de guarnición y públicos con la participación de militares. Así, el hecho de que la guardia participara en la boda provocó la indignación de numerosas personas, que se preguntaron sobre qué base se hizo.

Por su parte, el representante del jefe de la Casa Imperial Rusa, Alexánder Zakátov, declaró al medio Podiiom que la participación de la guardia de honor fue acordada con las instancias estatales, eclesiásticas y militares.

Desde el Distrito Militar Occidental todavía no han comentado de manera oficial la participación de la guardia en la ceremonia.

Título cuestionado

Gueorgui, de 40 años, es hijo de la autoproclamada heredera al trono ruso, la gran duquesa María Románova, nieta del gran duque Cirilo Vladímirovich, primo del último zar ruso, Nicolás II, fusilado junto con su mujer e hijos por un grupo bolchevique en Ekaterimburgo en 1918.

Cirilo Vladímirovich escapó a Finlandia en verano de 1917 y luego se trasladó a Europa occidental, donde continuó el linaje familiar. Nacido en España, el gran duque Gueorgui pisó Rusia por primera vez en 1992. Actualmente reside en Moscú y trabaja en varios proyectos benéficos.

Mientras tanto, el uso del título de la gran duquesa por María Románova —y de esta manera el título del gran duque por Gueorgui Románov— se cuestiona por otros descendientes de la familia, procedentes del nieto de Nikolás I, Nicolás Nikoláyevich Rómanov el Joven. Argumentan que Cirilo Vladímirovich fue privado de los derechos de sucesión por Nicolás II. Además, indican que, según una ley adoptada en 1797, las mujeres no tienen derecho al trono.

La entrada Someten a medidas disciplinarias a los responsables de la participación de la guardia de honor en la boda de un descendiente del último zar ruso se publicó primero en Red De Noticias .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *