Nathan Eovaldi y Rasmussen aportan experiencia variada a tercer juego


No hay muchos secretos entre los Rays y los Medias Rojas. Es por ello que sus managers respectivos, Kevin Cash y Alex Cora no encuentran problemas por enviar a lanzadores con experiencias muy distintas en grandes escenarios para que se enfrenten este domingo, en el tercer juego de la serie divisional de la Liga Americana.

Boston recurrirá al derecho Nathan Eovaldi, quien estuvo en el montículo en los terceros juegos más importantes de la franquicia en la historia reciente.

En 2018, cuando el club terminó conquistando la Serie Mundial, Eovaldi blanqueó a los Yanquis en el tercer compromiso de la serie divisional, permitiendo una carrera en siete innings para que Boston se impusiera por una paliza de 16-1.

Y durante la Serie de Campeonato de la Liga Americana, Eovaldi hizo lo propio a Houston, al permitir dos carreras en seis entradas para que los Medias Rojas ganaran por 8-2.

Luego, vino desde luego el tercer juego de la Serie Mundial. Eovaldi trepó al montículo en el duodécimo inning y libró una tensa batalla hasta el 18vo, cuando Max Muncy, de los Dodgers, le conectó un jonrón que puso fin al juego.

Eovaldi se convirtió en el as de Boston este año, durante el que Chris Sale ha convalecido de la operación de Tommy John. Eovaldi lanzó también pelota de una carrera en cinco entradas y un tercio el martes, durante la victoria sobre los Yanquis, en el duelo de comodines de la Americana.

“Me encanta lanzar en estos momentos y contra equipos como los Rays”, aseguró el pitcher. “Va a ser un reto. Va a ser divertido”.

Los Rays recurrirán al derecho Drew Rasmussen, cuya única aparición anterior en los playoffs se remonta al año pasado, cuando estaba con Milwaukee. Lanzó una entrada y permitió un hit durante la derrota de los Cerveceros ante los Dodgers, en el juego de comodines de la Liga Nacional.

Adquirido en mayo, mediante un canje que envió al popular campocorto dominicano Willy Adames a Milwaukee, Rasmussen aprecia la oportunidad de lanzar debajo de los reflectores de un repleto Fenway Park, luego de jugar el año anterior en parques vacíos debido a la pandemia.

“Sé que la sensación de la postemporada probablemente hará que haya más adrenalina de la normal”, calculó Rasmussen. “Pero simplemente trataré de concentrarme en lo mejor de mis capacidades y en usarlas a mi favor”.

Cash dijo que el plan apuntó a que Rasmussen se encargara del tercer juego, luego que no apareció como relevista en los primeros dos duelos.

El piloto se dijo muy cómodo por usar a este pitcher, con base en lo bien que ha lanzado desde que emprendió una transición para convertirse en abridor de tiempo completo a mediados de agosto.

Rasmussen laboró cinco innings en cada una de sus últimas cuatro aperturas de la campaña regular, permitiendo tres carreras en esas 20 entradas y obteniendo tres victorias.


Post Views:
910



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *