La selección dominicana tiene trabajos pendientes

El baloncesto masculino de mayores tiene varias tareas pendientes y de mucho peso. Las ilusiones, emociones vividas durante la Copa Mundial de Baloncesto China 2019 enfrentan una serie de interrogantes que esperan por respuestas.

Hoy la selección tricolor jugó contra Lituania su quinto y último partido de esta Copa. Victorias contra Jordania y Alemania -un puntillazo- le dieron a RD su boleto a segunda ronda. Para pasar de ahí en una próxima ocasión se requieren más elementos.

No solo le toca a la dirección administrativa de la selección, que encabeza el empresario Eduardo Najri y la Federación Dominicana de Baloncesto, que preside Rafael Uribe.

También le corresponde a distintas entidades del país cuál será el aporte para que el nivel mundialista mantenga su dirección, y aquí cae el sector estatal y el privado.

Lo del coach es una de las primeras incógnitas a satisfacer.

Luego del Mundial de 2014, Orlando Antigua renunció a seguir con el equipo dominicano por compromisos asumidos como nuevo dirigente de la Universidad de South Florida y así el estadounidense Kenny Atkinson (actual mánager de los Nets de Brooklyn) se hizo cargo del equipo para la ruta preolímpica de Río 2016.

La adquisición de Néstor -Che- García, originalmente fue solo para el Mundial, aunque ya tenía presencia en la última ventana FIBA del equipo dominicano.

Días antes de partir hacia España, a un ciclo de fogueos, García dijo que las posibilidades de él continuar con el equipo eran un hecho, pero que al finalizar la Copa se dará a conocer su decisión. El tema Melvin López luce ser cosa del pasado, para la Fedombal y la gerencia.

“Grande @NestorCheGarcia. Grande todos estos jugadores que nos han representado tan dignamente! Estoy muy orgulloso de este equipo y de este trabajo que hemos logrado. #GoRd!”, tuiteó Najri el 7 de septiembre, lo que sugiere continuidad para el Che.

Eso es en el aspecto técnico. Pero también hay otros puntos.

Una cancha de práctica, no de juego (ya existe el Travieso Soto), con su gimnasio incluido. Es conocido el interés del actual ministro de Deportes de construir un minicomplejo para las categorías menores en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte. No está claro algo similar para la división mayor o si ambas quedarán incluidas.

Otro punto fundamental es en torno a los jugadores. Sin desmeritar a Sadiel Rojas, aparentemente James Feldeine ya es historia para el plan de la selección. El gran pero son los dos enebeístas: Al Horford y Karl-Anthony Towns. Después de tanta insistencia, toques de puertas y telefonazos ninguno de los dos jugadores de más alto nivel del país mostró interés real en vestir la camiseta nacional. Surge la interrogante. ¿Puertas abiertas o ya ese ciclo se cerró? Sobre Ángel Delgado, los reportes dan por hecho que tiene interés en uniformarse con la tricolor.

¿Entonces y el resto? Para ellos, el propio Néstor García dejó sus asignaciones. “Hay que buscar el equilibrio, buscar mantenernos en lo que nosotros hacemos bien”, manifestó García a través de la dirección de prensa de la selección. “Disimular lo que todavía hacemos mal, conociendo las limitaciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *