El futuro de Valdés en el juvenil del Barça pende de un hilo

El futuro de Valdés en el juvenil del Barça pende de un hilo

El futuro de Víctor Valdés en el juvenil A del Barcelona es muy incierto. El exguardameta mantuvo este viernes una discusión subida de tono en la Ciutat Esportiva con el director del fútbol base, Patrick Kluivert, en presencia de Jordi Roura y Aureli Altimira, secretario técnico del fútbol formativo y responsable del fútbol 11, respectivamente. Y no era la primera vez. Sobre la mesa muchos focos de conflicto. Entre ellos los sistemas de juego que aplica Valdés y también los futbolistas utilizados. Después de cada encuentro Valdés mantiene una reunión con sus superiores en las que se analiza el juego y a los futbolistas.

El entrenador del juvenil no quiere que interfieran en su trabajo mientras que desde el club se le indica que tiene que poner en practica el clásico 4-3-3 del fútbol base. Además, entre la estructura técnica no sienta bien el hecho de que no haga jugar lo suficiente a ciertas apuestas del club. Los roces se han producido después de cada encuentro disputado por el juvenil.

El exportero se enfada porque el club quiere que implante el 4-3-3 y utilice a las apuestas de la entidad

El propio Valdés aseguró a sus futbolistas que no sabe si continuará al frente del equipo. De hecho Roura le comunicó que no se sentará este sábado en el banquillo en el partido del juvenil ante el Nàstic (12.00 h) en La Pobla de Mafumet. Quim Ramon y Alberto Encinas le sustituirán temporalmente. El lunes habrá otra reunión en la que se pueden tomar decisiones sobre el futuro del exguardameta en el sentido de optar por su destitución tal y como ha anunciado el propio club en un tuit.

Desde que Valdés regresó al Barcelona este verano se han producido distintos incidentes que no han gustado en el seno del club. En agosto retiró a su equipo de un torneo en Eindhoven y se negó a jugar ante el Everton el partido por el tercer y cuarto puesto para no dañar la salud de sus futbolistas. En septiembre fue expulsado ante el Girona en su primer partido oficial como local. Pero es que además, a nivel interno, no están satisfechos con su comportamiento. No acudió a una reunión del área de metodología ni se presentó a una cena organizada por Kluivert a la que sí asistieron el resto de técnicos de la cantera.

Valdés le comentó a sus futbolistas que no sabe si continuará en el cargo y el lunes el club tomará una decisión

Para más inri el pasado martes se quejó públicamente de que su equipo no dispute todos sus partidos en el estadio Johan Cruyff. En la competición europea, la Youth League, el Barça juvenil de Valdés ha perdido sus dos encuentros, ante el Borussia Dortmund (2-1) y frente al Inter. Después de caer 0-3 ante los italianos Valdés declaró que su equipo había jugado bien y que el resultado no hacía justicia con el juego. Valdés llegó transmitiendo mucha ilusión y entusiasmo pero su fuerte personalidad está chocando dentro de la estructura técnica barcelonista, una estructura también remozada este verano con el aterrizaje de Patrick Kluivert al frente de la cantera.

Otra patata caliente para el Barcelona. Como Kluivert está por encima de Valdés cabe intuir que la cuerda se puede romper por el lado del exportero. Si no se calman los ánimos y Víctor continúa sería en cierta medida una desautorización de Kluivert.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *