Roldán apela a la unidad constitucionalista para salvar la moción de censura a Torra

Roldán apela a la unidad constitucionalista para salvar la moción de censura a Torra

“Apoyar esta moción de censura es una obligación moral para cualquier demócrata, para cualquier constitucionalista”. Con esta frase lapidaria la líder de Ciudadanos en el Parlament, Lorena Roldán, ha hecho un llamamiento a los partidos de la oposición para que respalden la moción de censura al presidente de la Generalitat, Quim Torra, por su “aval y aliento” a la violencia de los CDR. Una petición para que los “demócratas se unan bajo el espíritu del 8 de octubre de 2017”, fecha de la gran manifestación constitucionalista en Barcelona contra los planes de ruptura del gabinete de Carles Puigdemont, y eviten que Catalunya se adentre definitivamente en el “abismo”.

En un intento de salvar una moción de censura, la cuarta que se presenta en el Parlament desde la restauración de la democracia, que avanza hacia el fracaso o la inanidad por falta de apoyos, Roldán ha centrado su discurso tanto en Torra como en presionar al PSC, que se desmarcó desde el minuto uno de esta iniciativa. “Los que hace dos años defendimos la libertad y la convivencia tenemos que estar unidos como entonces, que haya una oposición responsable y valiente sea capaz de frenar los pies a los que quieren pisar todas las líneas rojas de la democracia”, ha afirmado Roldán, arropada desde la tribuna de invitados por Albert Rivera, Inés Arrimadas y Fernando de Páramo.

La previsible abstención del PSC

Palabras que servirán de muy poco. El PSC considera que esta moción de censura llega tarde y mal, a escasos días de una campaña electoral de las generales en las que Cs tiene en los socialistas unos de sus rivales -y que intentarán desgastar hoy en el Parlament- y liderada por una diputada que no fue la candidata en las pasadas elecciones catalanas y, por lo tanto, no goza de la autoridad moral para aspirar a ponerse al frente del constitucionalismo catalán.

Si no hay un cambio de rumbo antes de la votación, el grupo parlamentario del PSC se abstendrá, mientras que los comunes, cada vez más cercanos en el Parlament a las posiciones independentistas, votarán en contra de censurar al presidente de la Generalitat. Sólo el grupo del PP, que ya propuso hace unos meses censurar a Torra, apoyarán a la moción presentada por Cs porque, como ha dicho antes del pleno Cayetana Álvarez de Toledo, urge que “Catalunya tenga un gobierno que respete la tolerancia y la democracia”.

Roldán da por finiquitada la presidencia de Torra

En su discurso, Roldán ha dado por finiquitad la presidencia de Torra. Un mandato que, ha dicho, empezó muerto al poner desde el minuto uno las instituciones catalanas al servicio del proceso independentista. Asimismo le ha reprochado que “ignore” con sus palabras y decisiones a esa “mayoría de catalanes” que no quieren romper con el conjunto de España. “Ejecutan desde las instituciones un plan totalitario que atenta contra la convivencia. Puigdemont, el fugado de la justicia, sabía muy bien a quien dejaba el legado de su ruina”, ha señalado.

“No le censuramos por separatista, señor Torra, le censuramos por llevar a Catalunya al abismo. Nunca imaginé que ustedes iban a votar en este parlamento parta legitimar la violencia”, ha dicho, en referencia al apoyo que el bloque independentista dio en el pasado pleno a los CDR detenidos por presunto terrorismo. Un “aval” a los violentos y sus presuntos planes para asaltar el Parlament que, para la líder de Cs, ha supuesto un antes y un después que explica la moción presentada hoy.

“No es una República, es un golpe de estado”, ha asegurado la líder de Ciudadanos

“Amenaza a los demócratas mientras anima a unos radicales. ¿Alguien piensa que los explosivos, asaltar este parlamento, es una buena idea? ¿no hay nadie que le quede un mínimo sentido común en esa bancada?”, ha preguntado mirando a la zona del hemiciclo ocupada por los grupos independentistas. “No es una República, es un golpe de estado, no es la revolución de la sonrisas, son presuntos terroristas, no es un Molt Honorable President, es un fugado de la justicia, abra los ojos señor Torra, no son gigantes, son molinos”, ha proclamado Roldán.

La candidata a la presidencia de la Generalitat, después, ha pasado a desgranar un decálogo de acciones y medidas que pondrá en práctica si hoy acaba triunfando la moción. Medidas que para revertir muchas de las políticas que ha llevado cabo los diferentes gobiernos de la Generalitat en las últimas décadas. Por ejemplo, “despolitizar” tantos las instituciones, como unos medios de comunicación públicos y un sistema educativo que, ah considerado, han sido la base para la construcción del discurso independentista dominante. Otra medida será la de impulsar una auditoría Generalitat para “levantar las alfombras”, analizar todos los “chiringuitos independentistas”, cerrar las “embajadas” en el extranjero y evitar que se destine dinero público para propaganda independentista.

Medidas sociales

Roldán se ha comprometido a volver a sentar al Govern en la conferencia de presidentes autonómicos, así como en todos aquellos organismos del estado de los que la Generalitat se ha ausentado desde el inicio del proceso independentista. Ha desgranado también una larga lista de medidas sociales, especialmente destinadas para mejorar la sanidad pública -Roldán ha denunciado que las listas de espera sigan creciendo y alcancen ya los 175 mil afectados-, la educación pública, con ayudas para los libros de texto, rebajas de impuestos, vivienda pública, medidas contra la violencia de género, contra la descriminalización de las mujeres y en defensa del colectivo LGTBI.

Entre las propuestas contra la corrupción destaca la eliminación de los aforamientos de los diputados y todos los cargos del Govern, incluidos el presidente de la Generalitat. Otro de sus compromisos ha sido el de cerrar el Cesicat, conocido popularmente como el “CNI catalán”, señalado ahora por su presunta vinculación con los siete CDR detenidos.

Por último, y como medida estrella, se ha comprometido para una nueva ley electoral, que prima al voto de la zonas menos pobladas donde el independentismo suele ser mayoritario, para que “lo que los ciudadanos voten en la calle se represente luego en este hemiciclo”.

“Hoy con nuestro podemos devolver a los catalanes algo que jamas les tendrían que haber quitado, la libertad de sentirse como quiera la libertad de hablar en la lengua que quieran. Les pido que piensen como será el día de mañana, y solo hay dos opciones: decir no y púberes del lado de Torra, o votar sí a la moción y ponerse del lado de la democracia”, ha proclamado Roldán como cierre de su discurso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *