“¡Si se pudo!”, el clamor de los mexicanos en el homenaje a José José

A los pies de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, más de 100 mil personas —de acuerdo con organizadores— corearon a una sola voz: “¡Si se pudo!”; el clamor hizo alusión a qué, tras la polémica con Sara Salazar y Sara Sosa, se lograron repatriar las cenizas de José José, rendirle un homenaje en el Palacio de Bellas Artes y ayer un segundo tributo, musical, en el corazón del país.

En esta ofrenda se hizo realidad una de las frases de la canción Volcán: “Yo que fui tormenta”, porque durante todo el concierto la lluvia no dejó de caer, pero no aminoró el ánimo de los presentes, que se conmovían y hacían lo propio con quiénes tomaron el micrófono, al hacer un coro monumental, brindar sus aplausos y al evocar a El Príncipe de la Canción.

Uno de los momentos más entrañables se dio cuando Marysol y José Joel Sosa subieron al escenario para rendirle con su voz un hasta pronto a su papá, arropados por todos los que se dieron cita en el Zócalo, desde antes de las 18:00 horas que arrancó el recital, y que a pesar de la empapada no se movieron ni un centímetro para no perder su lugar.

Amén, vean nada más qué maravilla. Bienvenidos a este primero, de muchos homenajes para nuestro ‘Príncipe’, gracias de verdad por estar con nosotros, gracias por tanto y tanto amor (como reza ‘Lo pasado, pasado’). Ustedes, lo digo y repito, son nuestra herencia, nuestro legado, que Dios los bendiga mucho y ¡Qué viva José José!

Las palabras de José Joel retumbaron por las cuatro esquinas de la plancha e hicieron que el público estallara en una sentida ovación y total apoyo cuando el primogénito del intérprete cantó Voy a llenarte toda, mientras que su primera hija, Marysol, quien en su oportunidad expresó un sentido “Gracias”, alzó la voz con Dos, lanzada en 1998.

La noche recibió una lluvia de estrellas, pero dos fueron las entonaciones favoritas de los asistentes, la de Yuri con El triste y la de DLD con Mi vida; también estuvieron presentes María León (Un mañana), Mentiras (O tú o yo, No me digas que te vas y 40 y 20), Pandora (Almohada), Paty Cantú (Lo dudo), Mijares (Desesperado) y La Sonora Santanera (Amar y querer).

Se sumaron además, Dulce (Gavilán o paloma), Reyli (Ya lo pasado, pasado), Leonel García (La nave del olvido), Erik Rubín (Amor, amor), Natalia Jiménez (Me basta), Moenia (Volcán) y Mon Laferte (Amar y querer), quién aprovechó para lanzar una consigna en contra de la violencia en Chile. La noche terminó con un karaoke de La nave del olvido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *