Un insólito “baile de evasión” entre dos lunas de Neptuno que “nunca se había visto antes”

Un insólito “baile de evasión” entre dos lunas de Neptuno que “nunca se había visto antes”

Esta dinámica jamás vista entre satélites de un planeta permite a ambos cuerpos celestes evitar colisionar y mantener estables sus órbitas

Dos lunas de Neptuno, Náyade y Talasa, interactúan de una forma inusual y los expertos en dinámica comparan sus “extrañas” órbitas con una especie de “baile de evasión”, informó la NASA el jueves pasado.

“Hay muchos tipos diferentes de ‘bailes’ que los planetas, lunas y asteroides pueden seguir, pero este nunca se había visto antes”, dijo la física Marina Brozovic, del Laboratorio de Propulsión a Chorro, con sede en Pasadena (California, EE.UU.) y subordinado a la agencia espacial.

Un artículo de los astrónomos estadounidenses autores del descubrimiento ha sido prepublicado en línea este fin de semana y designado para su publicación en la revista Icarus en marzo próximo.

Brozovic y su equipo calculó que la órbita de Náyade está inclinada unos cinco grados respecto a la de Talasa. Por esta razón, la primera pasa la mitad del tiempo por encima de la otra y la segunda mitad por debajo.

Los científicos estiman que se trata del primer caso descubierto de “resonancia de cuarto orden”entre las lunas de un planeta.

Unos 1.850 kilómetros separan las órbitas de ambos satélites, pero una perfecta sincronización les permite evitar mutuamente una colisión.

Náyade tarda siete horas en dar una vuelta alrededor de Neptuno, mientras que Talasa lo hace en siete horas y media por el exterior.

La amplitud de esta resonancia es de aproximadamente 66 grados en promedio.

Según los investigadores, las dos lunas están “atrapadas” en esta inusual resonancia, pero la misma configuración hace más estables sus órbitas durante mucho tiempo.

El estudio no se limitó a trazar las órbitas, sino que dio los primeros pasos para determinar la composición química de los pequeños satélites del octavo planeta: parecen estar formadas por algo parecido a hielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *