Elecciones en 90 días en Bolivia, sin Evo Morales ni García Linera: lo que dice el decreto de Jeanine Áñez

Elecciones en 90 días en Bolivia, sin Evo Morales ni García Linera: lo que dice el decreto de Jeanine Áñez

La convocatoria al nuevo proceso electoral se haría ante la falta de acuerdo en el Parlamento, donde la mayoría de los parlamentarios son del Movimiento Al Socialismo (MAS)

En redes sociales ha comenzado a circular el borrador de un decreto en el que la presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, convocará a nuevas elecciones en los próximos 90 días, sin esperar un acuerdo en la Asamblea Legislativa Plurinacional (Parlamento), que se encuentra en funciones.

Según el texto, que de acuerdo al portal Erbol fue redactado por el expresidente Jorge Quiroga, Áñez anularía los comicios del pasado 20 de octubre —en los que el mandatario Evo Morales ganó en primera vuelta con el 47 % de los votos—, tomando en cuenta la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA), que encontró presuntas irregularidades en las elecciones y por eso “se recomendó otro proceso electoral”.

Francisco Guaita@Guaitafran
 
 La Asamblea, con mayoria del MAS (partidarios de Evo Morales) decide este martes si acepta o no la renuncia de Evo Morales.

El gobierno en transición de Añez les manda un mensaje: ya tiene preparado los decretos supremos para convocar elecciones y nombrar al Tribunal Electoral

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
 

19

Información y privacidad de Twitter Ads
 
Tras anular esos comicios, como autoridad provisional y, a falta de acuerdo en el Parlamento —donde la mayoría de los parlamentarios son del Movimiento Al Socialismo (MAS), de Morales—, Áñez convocaría a nuevas elecciones y lo haría en un plazo máximo de 90 días, tomando en cuenta lo que dice el artículo 169 de la Constitución. 

Según este borrador, además de elegir presidente y vicepresidente, en las nuevas elecciones también se votaría por senadores y diputados.

Por otro lado, circuló otro decreto, también atribuido a Quiroga, sobre la designación de vocales electorales, quienes se encargarían del proceso electoral.

Sesión en el Parlamento

Para este martes, estaba convocada una sesión en el Parlamento boliviano, hecha por los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, Eva Copa y Sergio Choque, respectivamente.

En la sesión, los parlamentarios tenían previsto debatir si aceptan o no la renuncia de Morales, tema que debió ser el paso previo a la autoproclamación de Áñez el pasado 12 de noviembre.

Además, pretendían tratar el tema de las posibles nuevas elecciones.

Sin embargo, Copa suspendió la sesión. Señaló que la medida tiene como objetivo “contribuir a la generación de un ambiente propicio para el diálogo y la pacificación del país”. 

Sin Morales ni García Linera

En los nuevos comicios, según el decreto de Áñez, no podrían participar ni Morales ni su vicepresidente, Álvaro García Linera, asilados actualmente en México. 

Operativo militar en la planta de hidrocarburos boliviana de Senkata deja al menos un muerto (VIDEOS)

 
Operativo militar en la planta de hidrocarburos boliviana de Senkata deja al menos un muerto (VIDEOS)

El argumento para prohibirles competir en los comicios sería el de dar “validez” al referendo del 21 de febrero de 2016.

En aquel entonces se le consultó al pueblo boliviano literalmente lo siguiente: “¿Usted está de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que el presidente y vicepresidente del Estado puedan ser reelectos por dos veces de manera continua?”

El 51,3 % de los bolivianos votó que no, aunque posteriormente la Justicia habilitó a Morales y Linera a presentarse a las elecciones, argumentando que la cláusula que lo impedía afectaba los derechos políticos de ambos dirigentes. 

Sin embargo, en este decreto, Áñez retoma los resultados del referendo y promete que tendrán “vigencia inmediata” y que son ‘vinculantes’.

21 muertos desde el golpe

Hasta el momento, según la Defensoría del Pueblo, en Bolivia han muerto 24 personas, hay 715 heridos y 50 personas permanecen aún detenidas (del total de 1112 que fueron aprehendidas por las autoridades), en medio de una gran convulsión social. 

Esta cifra, que ha sido refrendada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ha sido contabilizada “desde el inicio de la crisis institucional y política” en el país andino, aunque 21 de esas muertes se produjeron tras el golpe de Estado contra Morales del pasado 10 de noviembre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *