Gobierno de facto de Bolivia amenaza con excluir a Chapare de las elecciones si impiden la entrada a la Policía

Gobierno de facto de Bolivia amenaza con excluir a Chapare de las elecciones si impiden la entrada a la Policía

El ministro del Interior del Gobierno de facto de Bolivia, Arturo Murillo, amenazó este miércoles de que “no podrá haber elecciones” en el Chapare, en el Trópico de Cochabamba, al centro del país, si se mantiene vetada esa región a la entrada de la Policía.

“La Policía debe ingresar al Chapare porque el Estado de derecho debe estar en todos los rincones de nuestra patria, no se puede permitir que exista una republiqueta dentro de nuestro territorio, la policía sindical no es ni legal, ni constitucional”, dijo Murillo en conferencia de prensa.

Al respecto, el depuesto presidente Evo Morales calificó la medida como una “actitud antidemocrática” y señaló que con ello “buscan acallar voto indígena y campesino”. “Es miedo al pueblo”, agregó.

Evo Morales Ayma

@evoespueblo

Con actitud antidemocrática, Murillo, ministro golpista pretende coartar derecho al voto en el Trópico de Cochabamba, so pretexto de ausencia de garantías, cuando es el Estado que debe asegurar el ejercicio de derechos. Buscan acallar voto indígena y campesino, es miedo al pueblo

3.114

Información y privacidad de Twitter Ads
2.292 personas están hablando de esto

Los productores de hoja de coca de Chapare expulsaron a la Policía de la zona, tras la convulsión que se desató luego del golpe de Estado perpetrado contra Evo Morales. Los sublevados argumentaron que no permitirían la entrada de uniformados porque esa la institución policial había forzado la renuncia del mandatario depuesto.

Alrededor de 85 efectivos destinados a cumplir tareas de seguridad en esta zona fueron replegados a Cochabamba, luego que las dependencias policiales fueran atacadas por manifestantes. El resguardo de la comunidad quedó a cargo de un cuerpo de seguridad sindical y los dirigentes cocaleros anunciaron no permitirán el retorno de la policia.

Chapare es la zona cocalera del Trópico de Cochabamba y bastión político de Morales. Desde ahí partieron miles de campesinos hacia La Paz para protestar contra el Gobierno de facto de la autoproclamada mandataria interina, Jeanine Áñez, pero su marcha se vio truncada el 15 de noviembre, cuando fueron reprimidos por la policía y los militares en Sacaba, accionar que dejó un saldo de nueve personas muertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *