“Las medidas drásticas no siempre son buenas”

Francisco pidió por sus sacerdotes para que adquieran la «capacidad de discernimiento pastoral» suficiente para no dejar «solos» a sus fieles en medio de la pandemia de covid-19.

El papa Francisco comentó la reciente decisión de la Diócesis Roma de cerrar todas sus iglesias para prevenir los contagios de coronavirus.

«Las medidas drásticas no siempre son buenas», afirmó el pontífice en una eucaristía celebrada este 13 de marzo desde la Casa de Santa Marta del Vaticano.

Esa medida sin precedente prohíbe el acceso a los templos parroquiales y no parroquiales de la Iglesia católica y de cualquier tipo de edificios relacionados con el culto en general en la capital italiana.

Al respecto, y además de expresar su deseo de que todos se unan a los enfermos y familias que «sufren esta pandemia», Francisco pidió por sus sacerdotes para que adquieran la «capacidad de discernimiento pastoral» suficiente para encontrar la forma de no dejar «solos» a sus fieles.

«El pueblo de Dios debe sentirse acompañado por los pastores y el consuelo de la palabra [de Dios], de los sacramentos y de la oración», concluyó.

Esta semana, el líder de la Iglesia católica invitó al clero a tener el «coraje de salir e ir a visitar» a las personas enferma en medio de la actual pandemia.

Lo hizo mientras las autoridades italianas promovían una campaña para restringir los desplazamientos de la ciudadanía como nueva medida drástica contra el covid-19.

Con el objetivo de evitar que se reúnan multitudes de fieles, las últimas homilías y demás actos religiosos oficiados por el papa han sido transmitidos en directo por Internet.

La plaza y la basílica de San Pedro del Vaticano se mantendrán «cerradas a las visitas guiadas y a los turistas» hasta el 3 de abril.

La entrada “Las medidas drásticas no siempre son buenas” se publicó primero en .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *