La obesidad influye en la gravedad de una gripe


La obesidad se considera uno de los problemas nutricionales más frecuentes en el mundo occidental, siendo una prioridad para la salud. Se ha visto que la obesidad influye en la gravedad de una gripe como factor de riesgo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo existen más de 1 000 millones de personas que padecen sobrepeso y, de ellas, 300 millones son obesas. A continuación se analizará la relación que existe entre la gripe y la obesidad.

¿Es la obesidad un factor de riesgo?

De forma principal, la obesidad se define como un exceso en la cantidad de grasa o tejido adiposo corporal. Numerosos estudios han comprobado el aumento de probabilidad de padecer infinidad de enfermedades al incrementar considerablemente de peso. Un ejemplo son los riesgos de padecer patologías como las siguientes:

  • Enfermedades cardiovasculares: una pérdida de peso del 20 % en obesos podría reducir el riesgo de padecer afecciones cardiovasculares en un 40 %.
  • Hipertensión arterial: este factor, a su vez, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Diabetes: aumenta el riesgo de hiperinsulinemia e intolerancia a la glucosa y disminuye la resistencia a la insulina.
  • Cáncer de colon: alrededor del 50 % de los casos de cáncer de colon se relacionan con factores ambientales y de estilo de vida, incluyendo la obesidad.
  • Artrosis: debido al peso que acumulan los huesos y articulaciones.
  • Cáncer de útero y mama, sobre todo después de la menopausia.
  • Patologías biliares: en la mayoría de los casos se debe a una mayor cantidad de colesterol en la bilis porque el cuerpo intenta eliminarlo.
  • Mayor mortalidad: la obesidad conduce a reducir la esperanza de vida y a aumentar las complicaciones en el proceso de muchas enfermedades.

Podría gustarte: ¿Por qué se propaga más la gripe en invierno?

¿Cómo influye la obesidad en la gravedad de la gripe?

Como ya hemos visto, la obesidad puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades o, incluso, provocar su aparición. Recientemente, un estudio realizado en ratones ha dado pistas sobre la influencia que tiene la obesidad con la gravedad al padecer gripe común, ocasionada por el virus influenza.

La Sociedad Americana de Microbiología publicó el artículo en el que explica la causa principal de la influencia obesidad-gripe: las personas obesas no tienen buenas respuestas inmunitarias o de defensa ante los virus. Esto se resume en la facilidad que el virus tiene para entrar al organismo y replicarse de forma rápida.

Para comprobarlo, los investigadores compararon una muestra de ratones infectados con peso normal y en forma y otra de ratones obesos con virus influenza. Se vio que existe mayor virulencia, o capacidad de producir enfermedad, entre ratones obesos.

Quizá te interese: Tratamiento de la gripe

Pero ¿qué significa que la obesidad influye en la gripe?

Obesidad del tipo II.

En líneas generales, todas las personas creamos una respuesta inmune o de defensa ante cualquier infección. De hecho, muchos de nosotros podemos entrar en contacto con el agente causante de muchas enfermedades y no resultar infectados porque nuestro sistema de defensa lo elimina con facilidad.

En el caso de las personas con sobrepeso u obesidad, el sistema inmunitario no trabaja de la misma manera; esto es, necesita un sobresfuerzo para hacer frente a las patologías. El virus se introduce de forma más rápida en el cuerpo y, al cometerse errores de protección ante infecciones, es más fácil que genere una enfermedad.

Además, se está estudiando que, al presentar más grasa en el organismo, los ácidos grasos que recubren nuestras células permiten que los virus entren con mayor facilidad.

Por lo tanto, en el caso de la gripe, al infectarnos y no hacer frente de manera adecuada a esta infección, empeorará la situación. Es decir, la gravedad de la gripe en este tipo de personas será más compleja y evidente.

La obesidad influye en la gravedad de la gripe

Sufrir cualquier enfermedad respiratoria, sumado a una alteración de nuestro sistema natural de protección o sistema inmunitario, hace que se aumente el riesgo de complicaciones.

En el caso de la gripe, se ha comprobado que presentar un exceso de grasa corporal se considera un factor de riesgo muy influyente en la transmisión y evolución del virus influenza, más conocido como gripe común.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *