las mujeres de EE.UU. reconsideran sus planes de maternidad a causa de la pandemia

Un tercio de las participantes en una nueva encuesta prefieren quedarse embarazadas más tarde o tener menos hijos debido al coronavirus.

Una gran parte de las mujeres estadounidenses prefiere no quedarse embarazada ahora, así como tener un número menor de hijos debido a la pandemia del coronavirus, según se desprende de una nueva encuesta realizada por el Instituto Guttmacher, especializado en derechos sexuales y reproductivos en EE.UU. y en el mundo.

La encuesta ‘online’ realizada entre 2.000 mujeres en la primera semana de mayo, cuando gran parte del país aún estaba confinada en sus casas, refleja que un tercio de todas las participantes (un 34 %) quiere quedarse embarazadas más tarde o tener menos hijos debido a la pandemia.  

Las mujeres de minorías y de bajos ingresos son especialmente proclives a reconsiderar este tipo de decisiones.

Así, casi la mitad de las mujeres afroamericanas (44 %) e hispanas (48 %) respondieron que quieren tener hijos más tarde o tener menos hijos, frente a un 28 % de las mujeres blancas.

De la misma forma, las mujeres ‘queer’ (46 %) se presentan como más propensas a cambiar sus preferencias de fertilidad frente a las mujeres heterosexuales (33 %), al igual que las mujeres de bajos ingresos (37 %) frente a las mujeres de mayores ingresos (32 %).

Al mismo tiempo, el acceso a la anticoncepción y otros servicios de salud sexual y reproductiva, así como la capacidad para pagar estos servicios, se han visto limitados durante la pandemia, sobre todo en los colectivos ya mencionados.

En general, una de cada tres mujeres participantes (33 %) señala que, debido a la situación epidemiológica, tuvo que retrasar o cancelar su cita de salud sexual y reproductiva, o bien tuvo problemas para obtener su método anticonceptivo.

Además, más de una cuarta parte de las mujeres se muestran preocupadas por su capacidad para pagar la anticoncepción.

«Aún estamos en las primeras etapas de esta crisis»

«En un tiempo relativamente corto, la crisis de covid-19 y sus impactos económicos y sociales sin precedentes ya han cambiado el momento en que las mujeres quieren quedarse embarazadas, cuántos hijos quieren y si pueden obtener la anticoncepción que necesitan para tomar estas decisiones fundamentales en la vida», comenta en declaraciones a The Guardian Laura Lindberg, investigadora principal del Instituto Guttmacher. 

Los efectos de la ola de covid-19 se perciben particularmente «en las mujeres de color, las mujeres LGBTQ + y las mujeres de bajos ingresos», subraya la experta, añadiendo que estos grupos «ya llevan la peor parte de las desigualdades existentes», y la pandemia «solo ha empeorado estas disparidades».

Lindberg alertó, además, que «todavía estamos en las primeras etapas de esta crisis, y sus efectos solo continuarán desarrollándose»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *