La inflación en Argentina fue de 2,2 % en junio y acumula un alza de 13,6 % en el primer semestre de 2020

Así lo informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El índice de inflación en Argentina para el mes de junio fue de 2,2 %, según informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). 

El Índice De Precios al Consumidor (IPC) que elabora el organismo oficial llega así a una suba acumulada de 13,6 % en el primer semestre del año, y suma 42,8 % en los últimos 12 meses.  

El rubro que marcó los mayores incrementos fue el de prendas de vestir y calzado (6,6 %), seguido por recreación y cultura (4,2 %) y equipamiento y mantenimiento del hogar (4,1 %). 

La inflación de abril y mayo, dos meses atravesados por la pandemia de coronavirus en Argentina, fue de 1,5 %, lo que significó una importante desaceleración inflacionaria respecto a marzo, cuando se informó una suba de 3,3 %, empujada por fuertes subas de precio en el sector de la educación, debido al inicio de clases. 

En enero, el primer mes completo del Gobierno de Alberto Fernández, el IPC marcó una reducción de 1,4 % respecto al índice de diciembre, tendencia que se mantuvo estable en febrero (-1,7 %).

Esto reflejó una buena señal para la Casa Rosada, teniendo en cuenta que en todo 2019 la inflación fue de 53,8 %, la cifra más alta registrada en los últimos 28 años. 

Con una economía que ya venía en retroceso antes de la crisis sanitaria, el Banco Central de Argentina proyectó la semana pasada una caída del del PIB de hasta 12 % al cierre de 2020. 

A la parálisis de la economía, se suma la necesidad imperiosa del Gobierno de resolver positivamente la negociación por la reestructuración de la deuda externa.

Para ello será fundamental que buena parte de los acreedores acepten la propuesta de pago de la administración Fernández. De conseguirlo, evitaría caer en ‘default’ y tener que enfrentar juicios internacionales.

A nivel local, el presidente diagrama un programa económico que apuntale el consumo y la producción, mediante la asistencia estatal.

Una inflación  bajo control ayudaría a reflotar el poder adquisitivo de las familias, ya muy golpeadas por la crisis y una suba del desempleo a 10,4 % en el primer trimestre del año. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *