EE.UU. levanta a Corea del Sur las restricciones para la construcción de cohetes de combustible sólido

La medida permitirá a Seúl lanzar satélites espía militares a la órbita terrestre baja y tener a la península coreana bajo vigilancia ininterrumpida.

Corea del Sur obtuvo el permiso para desarrollar cohetes espaciales de propelente sólido tras la reciente revisión de las directrices de misiles balísticos acordadas con EE.UU., reporta la agencia de noticias surcoreana Yonhap. 

«Hoy, [Seúl y Washington] han adoptado la revisión de 2020 de las directrices de misiles para eliminar completamente las restricciones sobre el uso de combustibles sólidos para vehículos espaciales», anunció en una rueda de prensa Kim Hyun-chong, jefe adjunto de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur.

El alto funcionario agregó que a partir de ahora las compañías y los institutos de investigación del país, e incluso los individuos surcoreanos, serán técnicamente capaces de «desarrollar, producir y poseer» sin restricción alguna distintos tipos de cohetes espaciales que usen no solo combustibles líquidos, sino también sólidos e híbridos.

Según Kim Hyun-chong, la decisión de cambiar estas directrices, que se mantuvieron vigentes durante décadas, servirá para fomentar el programa espacial del sector privado, así como para «mejorar significativamente las capacidades de inteligencia, vigilancia y reconocimiento del Ejército» surcoreano. 

La agencia señala que la medida permitirá a Seúl tener a toda la península coreana bajo su vigilancia ininterrumpida, ya que el país podrá lanzar satélites espía militares a la órbita terrestre baja «en cualquier tiempo y lugar».

En 1979, Corea del Sur y EE.UU. firmaron unas directrices que limitaban el desarrollo de misiles balísticos por parte del país asiático. La última revisión eliminó en 2017 el límite de carga útil de 500 kg para los misiles balísticos surcoreanos con un alcance máximo de 800 km.

Sin embargo, Kim Hyun-chong ha afirmado que aunque este límite de alcance aún sigue vigente, esta cuestión también podría resolverse «a su debido tiempo» si resultara necesario para fines militares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *