Fernando Tatis Jr. y su rápido estrellato en GL –

El dominicano Fernando Tatis Jr. simplemente no puede dejar de hacer cosas increíbles en los diversos campos de béisbol en que participa.

Si es con el bate, el pa­racorto de los Padres de San Diego conectó un gran jonrón contra los Do­dgers de Los Ángeles el pa­sado miércoles que inclu­yó el lanzamiento de bate de este año y estuvo reple­to de arrogancia. Al hacer­lo, demostró, una vez más, que en la actualidad es el jugador más emocionante de las Grandes Ligas.

Ese jonrón ante los Es­quivadores dejó el bate a 112.1 millas, su batazo más fuerte en su joven ca­rrera, empero la elevada velocidad de salida no es algo raro para este joven de solo 21 años. En la ac­tualidad lidera a todos los bateadores de Grandes Li­gas con una velocidad pro­medio de 97,7 millas por horas. El promedio más al­to de temporada completa en la era Statcast es de 96 mph y pertenece a Aaron Judge en 2019. Así que su velocidad es sumamente resaltante.

Esa velocidad de salida está dando sus frutos pa­ra Tatis, quien actualmen­te está bateando .294 con cuatro jonrones, 13 carre­ras impulsadas y un OPS de 1.047. La joven superes­trella ya ha demostrado que puede mantener el éxito du­rante largos períodos y que este comienzo probable­mente no sea una anomalía. Antes de que una lesión en la espalda terminara su tem­porada de novato en 2019, estaba bateando .317, con 22 jonrones, 53 carreras im­pulsadas y un OPS de .969.

Aunque Tatis se ve al­to y delgado, su cuerpo de 6 pies 3 pulgadas y 217 li­bras está repleto de poder para todos los campos. Eso fue evidente contra los Gi­gantes de San Francisco du­rante la semana inaugural cuando tomó una bola rápi­da interior baja y de alguna manera la impulsó hacia el jardín derecho para un jon­rón, que quienes observa­ron el partido por televisión se quedaron boquiabiertos.

Los bateadores diestros rara vez han podido sacar la pelota por ese lugar en el Oracle Park. Pero no pien­sen que Tatis es solo un ba­te poderoso y veloz, el quis­queyano también es un defensor increíble. Si bien batalló con algunos erro­res en jugadas de rutina en 2019, más bien posee un don para lo espectacular. Es capaz de hacer jugadas hacia ambos lados, y has­ta bien profundo en el fon­do. Además con su estatura puede atrapar unos batazos de líneas y lo hace con una elegancia abismal.

Pero aún hay mucho más, el dominicano a pesar de sus 6´3 es capaz de volar en las bases e incluso podría ser el mejor corredor de ba­ses del juego.

Tatis también es magní­fico en el clutch, al niño le encantan los grandes mo­mentos. La semana pasada en Colorado, los Padres es­taban detrás de los Rockies 5-4 en la parte alta de la no­vena. Había dos outs y las bases estaban vacías cuan­do Tatis caminó hacia el pla­to y disparó de jonrón. Los Padres terminaron ganan­do, 8-7.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *