Ex profesor dominicano muere un mes después de ser baleado


Visitas : 103

Ex profesor dominicano muere un mes después de ser baleado mientras paseaba su perro en Queens

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El ex profesor dominicano George Rosa de 53 años de edad, murió el martes en un hospital de Queens después de estar un mes en cuidados intensivos tras recibir un balazo en el estómago hace un mes en medio de un tiroteo escenificado por dos adolescentes, cuando la víctima paseaba su perro en el vecindario Long Island City.

El tiroteo ocurrió el 25 de julio a las 11:20 de la mañana en la avenida 40 y la calle 22 a dos cuadras de la casa de Rosa.

El ex maestro que emigró hace décadas desde la República Dominicana a Estados Unidos, enseñó varias materias en escuelas públicas de la ciudad, entre ellas historia, estudios sociales y ayudaba a los niños con problemas de conducta

Los tiradores huyeron después del tiroteo escondiéndose en el proyecto de viviendas Queensbridge Houses. Uno de los sospechosos fue arrestado y la policía dijo que sigue buscando al otro.

Cuando los policías y los paramédicos llegaron a la escena, Rosa estaba consciente y fue transportado al hospital Elmhurst en Queens donde fue ingresado y entubado hasta que murió ayer este martes 25 de agosto a las 9:30 de la mañana, exactamente un mes después del tiroteo.

Un testigo le dijo a la policía que no vio al pistolero ni sabía de dónde provenían los disparos.

Uno de los hijos de Rosa, George Acosta dijo que la familia está devastada y angustiada por la muerte de su padre, rechazando la creciente violencia armada en la ciudad, después del arresto de uno de los sospechosos de 17 años de edad.

“Estoy preocupado por la seguridad en el área”, dijo en una entrevista con el tabloide NY Post. “No sabía que había una ola de crímenes aquí. Es tan impactante”.

Acosta, de 27 años, regresó a Nueva York desde Portugal, donde había estado estudiando y trabajando durante el último año, luego de que Rosa fue baleado.

Fuentes policiales ayer miércoles que el adolescente está acusado de asesinato y posesión criminal de un arma pero no se dieron más detalles.

Acosta ahora teme por su madre y dice que la muerte de su padre la ha golpeado duramente.

Su mamá relató que los médicos le aseguraron que Rosa no sobreviviría del balazo.

“Mi padre, hizo un trabajo que es importante para la comunidad ayudando a capacitar a las generaciones futuras de niños vulnerables. Algo significativo para la sociedad, significativo para él”, dijo Acosta, llorando.

Señaló que él y su madre contemplan mudarse de Long Island City por el ambiente de violencia armada y la anarquía social que se está viviendo en ese vecindario.

Denunció que desamparados que están en refugios del área, acosan frecuentemente a las mujeres del sector, a algunas de las cuales siguen hasta sus casas.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *