Me pica mucho la espalda: ¿por qué?


Cuando pica mucho la espalda aparece un síntoma que con bastante frecuencia es ignorado y hasta puede tener un impacto importante en la calidad de vida. La respuesta motora de rascarse es la que sigue a la picazón.

Y a su vez, rascarse puede aumentar la sensación de picazón, creando un ciclo de picazón-rascado-picazón. No obstante, es posible que este prurito se alivie durante 15 a 30 minutos, con la posibilidad de regresar.

Causas por las que pica mucho la espalda

El prurito (picazón) es el síntoma dominante de una gran variedad de enfermedades, desde afecciones inflamatorias cutáneas como la dermatitis atópica hasta trastornos sistémicos, neurológicos y autoinmunes como la insuficiencia hepática o renal, la esclerosis múltiple o la enfermedad celíaca.

Picazón en la espalda por deshidratación

La xerosis o piel seca por sí sola es una causa de prurito importante, sobre todo en los ancianos. Esta condición puede verse agravada por factores ambientales, como aire frío, baja humedad o calefacción central.

Se recomienda la aplicación diaria de crema humectante con alto contenido de Vitamina A, Vitamina E y agentes hidratantes para combatirla. De todas maneras, al suspender las colocaciones de los productos es posible que regrese el síntoma.

El prurito en la espalda puede llevar a lesiones por rascado, con el riesgo de infecciones de las mismas.

Picazón psicógena

El prurito psicógeno se asocia con anomalías psicológicas y se considera de origen psiquiátrico. Por lo general, se presenta con impulsos excesivos de rascarse o pellizcarse la piel, aunque la misma no denote problemas a simple vista.

Múltiples diagnósticos psiquiátricos se encuentran detrás del trastorno. Estos incluyen la depresión, el trastorno obsesivo compulsivo, la ansiedad, los trastornos somatomorfos, la manía, las psicosis y el abuso de sustancias.

Notalgia parestésica

La notalgia parestésica se refiere a una mononeuropatía aislada que implica un prurito localizado y crónico, con mayor frecuencia en la piel de la escápula o en las regiones circundantes. Además, afecta a los adultos mayores, siendo dos veces más habitual en mujeres que en hombres.

La picazón constante conduce a un rascado y frotamiento crónico del área afectada que origina como resultado un parche hiperpigmentado secundario bien circunscrito. Esto significa que el tejido dérmico cambia de color en la región donde se percibe que pica mucho la espalda.

¿Debo preocuparme si me pica mucho la espalda?

En la mayoría de los casos, cuando pica mucho la espalda es más la molestia que genera que la gravedad que puede conllevar. Si el síntoma se extiende por más de dos meses o la molestia entorpece la rutina diaria, se debe consultar al médico.

Si luego de implementar las medidas higiénicas, la humectación diaria y los cambios en la dieta persiste la picazón, es otra buena razón para concurrir al especialista. Se asume que las indicaciones básicas debiesen ser capaces de controlar la mayoría de las causas habituales.

Otro signo de alerta para tener en cuenta es cuando la picazón en la espalda se extiende a más zonas del cuerpo o cuando comienzan a aparecer nuevos síntomas acompañantes. Aquí nos referimos a la falta de fuerzas, la fiebre o una pérdida de peso.

¿Cómo controlar el picor?

El tratamiento del prurito es, a menudo, un esfuerzo insatisfactorio tanto para el paciente como para el médico. Esto se debe a que el número de causas diferentes sugiere que el abordaje será bastante variado y no siempre efectivo.

Hidratación de la piel cuando pica mucho la espalda

La educación del paciente es lo más importante en este tipo de afecciones. La persona tendrá que convivir mucho tiempo con el signo, por lo que debe aprenderlo y conocerlo en detalle. Dado que la piel seca lo empeora, se recomienda mantener la piel hidratada aplicando emolientes suaves, como la vaselina, varias veces al día.

Las personas a las que les pica mucho la espalda deben evitar los baños y duchas calientes y usar solo jabones suaves. Al tomar estas medidas, pueden reducir la piel seca y disminuir el ciclo de picazón-rascado.

Medidas higiénicas

En el transcurso que el médico investiga la etiología de la picazón, lo ideal es mantener las uñas limpias y cortas. Si existiera necesidad de rascarse, hacerlo de manera suave con la palma de la mano para no lesionar la piel.

Evitar el uso de vestimenta ajustada y siempre optar por ropa de algodón por sobre las telas sintéticas y de lana es algo simple que contribuye al alivio. De esta manera, se reducen los estímulos sobre la espalda para no desatar crisis de prurito.

Alimentación

El prurito puede ser causado por algunas sustancias químicas como la histamina, las prostaglandinas, las proteasas y la sustancia P.  Por lo tanto, se desaconseja la ingesta de alcohol, café y picantes, debido a que desencadenarían la liberación de histamina.

Mujer se rasca la espalda.
Algunas sustancias químicas están involucradas en la generación de la picazón, por lo que dieta puede ayudar a calmar.

¿Cuándo consultar a un médico si me pica mucho la espalda?

Ante la intensa picazón, el posterior rascado puede ocasionar lesiones secundarias que requieran ser evaluadas por un médico especialista. Es posible que las bacterias de la piel ingresen a través de las heridas y generen una infección.

La primera línea de tratamiento siempre serán las medidas higiénicas, los cambios en la dieta y la humectación diaria. No obstante, si la comezón continuara a pesar de haberlas realizado, se deberá concurrir al médico para que sea él quien prescriba algún antihistamínico u otro medicamento vía oral.

El prurito es un síntoma común que se observa en diversas afecciones de la piel, así como en trastornos sistémicos. A semejanza del dolor, la picazón en la espalda es subjetiva. Depende de cada persona cómo la percibe y qué gravedad le asigna.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *