Kim Jong-un ordenó ejecutar a dos personas, prohibió la pesca y puso a Pyongyang en cuarentena total por el coronavirus


Visitas :
5.622

ATENCION: Kim Jong-un ordenó ejecutar a dos personas, prohibió la pesca y puso a Pyongyang en cuarentena total por el coronavirus

El dictador de Corea del Norte vive momentos de “furia excesiva”, de acuerdo a reportes de inteligencia de Seúl. También pidió a sus diplomáticos moderar tensiones.

El dictador norcoreano, Kim Jong-un, ordenó la ejecución de al menos dos personas, prohibió la pesca en el mar y bloqueó la capital, Pyongyang, como parte de los frenéticos esfuerzos para proteger al país contra el coronavirus y su daño económico, dijo la agencia de espionaje de Corea del Sur a los legisladores el viernes.

Además, de acuerdo al servicio de inteligencia de Seúl, el régimen de Kim también ordenó a los diplomáticos en el extranjero que se abstengan de cualquier acto que pueda provocar a los Estados Unidos porque está preocupado por el nuevo enfoque esperado del presidente electo Joe Biden hacia Corea del Norte, dijeron los legisladores a los periodistas después de asistir a una sesión informativa privada del Servicio Nacional de Inteligencia.

Uno de los legisladores, Ha Tae-keung, citó al Servicio de Inteligencia Nacional (NIS, por sus siglas en inglés) diciendo que Kim está mostrando una “ira excesiva” y tomando “medidas irracionales” por la pandemia y su impacto económico.

Ha señaló que el NIS dijo a los legisladores que Corea del Norte ejecutó a un cambiador de dinero de alto perfil en Pyongyang el mes pasado después de responsabilizar a la persona por la caída del tipo de cambio y que el régimen también había ordenado matar a un funcionario clave en agosto por violar las regulaciones gubernamentales que restringen los productos traídos del extranjero. Las dos personas no fueron identificadas por su nombre.

Corea del Norte también ha prohibido la pesca y la producción de sal en el mar para evitar que el agua de mar se infecte con el virus, dijo el NIS a los legisladores.

Kim Jong-un recientemente colocó a Pyongyang y la provincia norteña de Jagang bajo bloqueo absoluto debido a preocupaciones por el virus. A principios de este mes, impuso medidas de cierre en otras áreas donde los funcionarios encontraron bienes no autorizados y monedas extranjeras que fueron traídas, citó al NIS. Corea del Norte también hizo un intento fallido de piratería informática en al menos una compañía farmacéutica surcoreana que estaba tratando de desarrollar una vacuna contra el coronavirus.

Corea del Norte ha sostenido que no ha encontrado un solo caso de coronavirus en su territorio, una afirmación disputada por expertos externos, aunque dice que está haciendo todo lo posible para evitar la propagación del virus. Un brote importante podría tener consecuencias nefastas porque el sistema de atención médica del Norte sigue paralizado y sufre una falta crónica de suministros médicos.

La pandemia obligó a la brutal dictadura a sellar su frontera con China, su mayor socio comercial y benefactor de la ayuda, en enero. El cierre, junto con una serie de desastres naturales durante el verano, asestó un duro golpe a su economía, que ha estado bajo severas sanciones lideradas por Estados Unidos.

El comercio de Corea del Norte con China en los primeros 10 meses de este año ascendió a 530 millones de dólares, alrededor del 25% de la cifra correspondiente el año pasado. El precio del azúcar y los condimentos se ha disparado cuatro veces, citó Ha al NIS.

Los grupos de monitoreo del país del norte en Seúl dijeron que el tipo de cambio entre el won y el dólar de ha caído significativamente recientemente porque la gente encontró pocos lugares para usar moneda extranjera después de que el contrabando fue cortado en gran medida tras el cierre de la frontera con China. Según el informe de NIS, Corea del Norte ordenó a las misiones diplomáticas en el extranjero que no provoquen a Estados Unidos, advirtiendo a sus embajadores de las consecuencias si sus comentarios o actos se relacionan con Washington lo que podría causar problemas en los lazos con Washington.

El régimen de Kim Jong-un ha guardado silencio sobre la victoria electoral de Biden sobre el presidente Donald Trump, con quien el dictador celebró tres cumbres en 2018-19 sobre el arsenal nuclear de su país. Si bien la diplomacia finalmente se estancó, las reuniones ayudaron a Kim y Trump a construir lazos personales y a detener los crudos insultos y amenazas de destrucción que habían intercambiado anteriormente.

El legislador Kim Byung-kee citó al NIS diciendo que Corea del Norte está mostrando ansiedad a medida que sus lazos amistosos con Trump se vuelven inútiles y tiene que comenzar desde cero para tratar con la administración entrante de Biden.

Los expertos han estado debatiendo si Corea del Norte reanudará pronto las principales pruebas de misiles para tratar de llamar la atención de Biden. Durante cambios de gobierno norteamericanos pasados, Pyongyang a menudo realizó grandes lanzamientos de armas en un intento de aumentar su influencia en las negociaciones con la nueva administración.

El NIS espera que Corea del Norte celebre un desfile militar antes del congreso del partido gobernante en enero en una demostración de fuerza sincronizada con la toma de posesión de Biden. Es probable que también utilice el Congreso del Partido de los Trabajadores para exponer sus políticas básicas hacia Estados Unidos, dijo Kim Byung-kee citando al NIS.

Kim Jong-un ha dicho que el congreso, el primero de su tipo en cuatro años, establecerá nuevos objetivos estatales para los próximos cinco años. En una admisión muy inusual del fracaso de su política en agosto, el Partido de los Trabajadores dijo que la economía de Corea del Norte no había mejorado debido a las severas barreras internas y externas y que sus anteriores objetivos de desarrollo se habían retrasado seriamente.

Campos de cuarentena

El régimen de Corea del Norte está confinando a sus habitantes que contrajeron el nuevo coronavirus en “campos de cuarentena”, donde no les provee ningún tipo de cuidado ni alimento y los deja morir. Así lo afirmó en un informe la ONG Helping Hands Korea, con sede en Seúl y dirigido por el activista cristiano Tim Peters.

Las instalaciones, indica el documento, se han construido especialmente para albergar a pacientes en ciudades cercanas a la frontera con China. Quienes están aislados en los campos no están recibiendo la ayuda médica adecuada y se los deja morir de hambre.

Kim Jong-un ha sostenido reiteradamente que Corea del Norte no se ha visto afectada por la pandemia, algo difícil comprobar por el secretísimo y hermetismo con el que se maneja el dictador.

En una entrevista con el South China Morning Post (SCMP), Peters dijo que estaba “alarmado” la situación. Añadió que depende de las familias de los ciudadanos en cuarentena ir al borde de los campamentos y llevarles comida para mantenerlos con vida junto con cualquier otra ayuda relacionada con la salud que puedan reunir. Esto incluye medicinas “vendidas en el mercado negro local conocido como jangmadang”, o incluso remedios caseros a base de hierbas recolectados en las laderas de las montañas.

(Con información de AP y medios asiáticos).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *