El “barrilito” sobrevivió al 2020 y se mantiene en el Senado

SANTO DOMINGO, RD.- Aun con los fuertes ataques de la población contra la erogación de los Fondos de Asistencia Social (barrilito), estas partidas han continuado entregándose en este 2020 en el Senado de la República a 29 de 32 senadores. Tres legisladores renunciaron a este beneficio.

El “barrilito” ha tenido la oposición del presidente de la República, Luis Abinader, del presidente del Senado, Eduardo Estrella, y de gran parte de la población, y, aun así, ha sobrevivido en un año golpeado por la crisis económica que se deriva de la enfermedad COVID-19.

Los tres senadores que han renunciado públicamente a los fondos son el presidente de la Cámara Alta, Eduardo Estrella, el representante de la provincia Santo Domingo, Antonio Taveras Guzmán, y Faride Raful, del Distrito Nacional. Esta última lo hizo bajo fuertes presiones sociales.

El “barrilito” se estableció hace 14 años, en el 2006, durante la presidencia senatorial de Reinaldo Pared Pérez, como una salida para regular las subvenciones que recibían los senadores para sus organizaciones no gubernamentales (ONG). Las asignaciones contemplaban una partida de RD$400,000 mensuales, más un porcentaje en función de los votos recibidos por cada senador en sus demarcaciones.

Para este tiempo, los 29 senadores, en su mayoría del PRM, han recibido partidas que van desde los RD$609,000.00 hasta RD$1,059,000.00. Para el mes de septiembre de 2020 alrededor de RD$21,580,000 pesos fue el monto total que recibieron esos senadores que cobran el Fondo de Asistencia Social.

Anteproyecto para eliminarlo

Para eliminar el “barrilito” la senadora del Distrito Nacional, Faride Raful, anunció hace poco que sometería un proyecto de resolución que garantice de manera institucional la desaparición de esos fondos, los cuales considera constituyen “una distorsión del sistema”, sin embargo, la oposición mostrada por gran parte de los legisladores ha mantenido “natimuerta” la iniciativa.

Luis Abinader, opuesto

El primer mandatario Luis Abinader dijo que en los próximos meses apoyará a los legisladores en el proceso de reforma institucional del Congreso para reencauzar la asignación discrecional de fondos públicos, fortaleciendo, de este modo, las labores de representación, fiscalización, control y legislación conferidas por la Constitución “de modo que los llamados ´barrilitos´ sean eliminados de manera definitiva”.

“Estas iniciativas buscan blindar desde el punto de vista legal a las principales instituciones de la democracia dominicana, de manera que a partir de su aprobación podamos decir que el futuro de nuestra República jamás dependerá del capricho o de los intereses de un líder, o de un partido político concreto”, aseguró el mandatario.

Lo planteado por el jefe de Estado generó muchas reacciones y su iniciativa fue catalogada por algunos sectores como una injerencia, por tomar decisiones sobre un poder que es independiente del Estado.

No obstante, el abogado constitucionalista Cristóbal Rodríguez indicó que la sugerencia del presidente no se trataba de una injerencia, debido que, a pesar de que el Congreso Nacional es un poder independiente del Estado, sus actuaciones deben estar sujetas a los mandatos de la Constitución y la ley.

“El presidente tiene encomendado por la Constitución velar por el cumplimiento efectivo del desempeño de parte de los particulares, como de los poderes públicos y de los funcionarios que tienen que ejercer sus funciones”, señaló el jurista.

Senadores, a favor de fondos

Sobre la entrega de los recursos han realizado pronunciamientos públicos a su favor los senadores Dionis Sánchez, Pedernales; Antonio Marte, Santiago Rodríguez; Ramón Rogelio Genao, La Vega; Yvan Lorenzo, Elías Piña; Alexis Victoria Yeb, María Trinidad Sánchez. También, Ginette Bournigal, Puerto Plata; José del Castillo Saviñón, Barahona; Héctor Acosta, Monseñor Nouel; Iván Silva, La Romana, y Franklin Romero, San Pedro de Macorís.

Muchos de estos legisladores manifiestan que las presiones de ayudas que reciben de los ciudadanos en sus provincias sobrepasan estas partidas económicas, por lo que la justifican.

Los voceros en el Senado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Yván Lorenzo Suero, y de Fuerza del Pueblo, Dionis Sánchez, señalaron que el Poder Legislativo es aparte, con autonomía de administración que es colegiado y que la eliminación del “barrilito” es un tema que atañe al Congreso Nacional, el cual es otro poder aparte del Estado.

Sánchez manifestó que todos los meses se deben hacer una liquidación, en la cual se explique lo que hacen con esos recursos que les entregan, y el legislador que no lo haga que al mes siguiente no lo reciba, “me gustaría saber si alguien de los que viven criticando ese fondo social ha hecho una investigación sobre eso”.

El Senado cerró sus trabajos el lunes 21 de diciembre por lo que resta de este año. Se comenta que, debido a la intervención en el tema del mandatario Luis Abinader estos fondos serían eliminados antes de que termine esta segunda legislatura ordinaria el 27 de febrero de 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *