“No puedo respirar, me voy a morir” fueron las últimas palabras


Visitas : 103

“No puedo respirar, me voy a morir” fueron las últimas palabras de dominicano asesinado por supremacista en Massachusetts

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ “No puedo respirar, me voy a morir”, fueron las últimas palabras del dominicano Henry Tapia Morel mientras agonizaba en el asfalto en manos de los paramédicos después de ser mortalmente atropellado con insultos racistas por el supremacista blanco Dean Kapasalis, que ayer lunes fue acusado formalmente de asesinato, cargo que los fiscales sumaron a los de violación de derechos civiles y asalto con un arma peligrosa, su camioneta, con la que causó las heridas mortales.

Tapia, de 35 años de edad, padre de tres hijos, trabajador de la construcción y criado en el barrio Jamaica Plain en Boston, fue atropellado por Kapsalis, en medio de una disputa por tránsito y luego de gritarle insultos raciales al dominicano, tirándole encima su camioneta cuando la víctima estaba a punto de montarse en su vehículo para marcharse y dejar la discusión.

El incidente, criticado también por la fiscal del distrito del condado Middlesex, Marian Ryan y el jefe de la policía, ocurrió el 19 de enero en la calle Upload Road en Belmont, un suburbio metropolitano al Oeste de Boston.

Ayer lunes, el supremacista fue instruido de nuevo cargo de asesinato en una audiencia virtual y por el que podría enfrentar cadena perpetua, en la Corte Superior del Cuarto Circuito Judicial, y guardó silencio durante la lectura de los delitos.

Kapsalis, de 54 años de edad, quien tiene un largo prontuario delictivo en violaciones a la ley de tránsito por lo que había sido arrestado 10 veces y se le suspendió la licencia de conducir en 6 ocasiones.

La fiscal Ryan y el jefe de la policía en Belmont, James McIsaac, confirmaron que el acusado enfrenta cargos de asesinato y abandono de la escena causando la muerte.

Kapsalis fue acusado inicialmente de una violación de los derechos civiles que causó lesiones, asalto y agresión con un arma peligrosa que causó lesiones corporales graves y abandono la escena de un accidente.

La policía dice que Kapsalis atropelló a Tapia con su camioneta después de que los dos discutieron y le gritó insultos racistas al dominicano que era negro y latino.

La comunidad realizó una vigilia la semana pasada en Belmont en memoria de Tapia, quien dejó a su pareja y tres hijos.

La jueza Ina Howard Hogan ordenó que Kapsalis permanezca detenido sin derecho a fianza y no tuviera contacto con la familia de Tapia ni ningún testigo.

Tapia murió en el Hospital General de Massachusetts, donde fue llevado en estado crítico.

Paramédicos y policías que lo auxiliaron, le dijeron a medios locales de Massachusetts, que mientras le aplicaban los primeros auxilios, Tapia repetía “No puedo respirar, me voy a morir”, lo que conmovió a los oficiales que lo ayudaban.

Los investigadores dijeron que Tapia había discutido con Kapsalis momentos antes. Ambos hombres salieron de sus vehículos y, al parecer, Kapsalis volvió a subir al suyo.

Los testigos dijeron a la policía que escucharon a Kapsalis gritar un insulto racial a Tapia, antes de volver a su camioneta y atropellarlo.

Kapsalis actuó intencionalmente para golpear a la víctima con su vehículo luego de un intercambio verbal que incluía esos insultos raciales que estaban destinados a intimidar y amenazar, dijo la fiscal Ryan.

El incidente ha provocado indignación. La semana pasada, varios cientos de personas se reunieron el jueves en Belmont para llorar la muerte de Tapia.

El tío de Tapia, Juan Felipe, dijo que el racismo hizo que el crimen fuera aún más horrible.

“Lo empeora. Lo empeora”, dijo Felipe. “No te sientes seguro con ese tipo de gente caminando por las calles”.

La policía de Belmont encontró a Tapia a las 4:22 de la tarde después de recibir una llamada al 911.

Kapsalis huyó de la escena antes de entregarse a la policía media hora después en el cuartel principal de Belmont.





Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *