Qué dice la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia sobre la vacuna AstraZeneca

Qué dice la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia sobre la vacuna AstraZeneca

Tras la suspensión de este inoculante en algunos países de Europa, debido al reporte de casos de trombosis posteriores a su aplicación, la entidad difundió un comunicado en el que ofrece su punto de vista. Qué recomienda.

La Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH) recomienda que todos los adultos con indicación continúen recibiendo sus vacunas contra el COVID-19; aun luego de la reciente decisión de Dinamarca, Noruega e Islandia de suspender, al menos temporalmente, el uso de la vacuna AstraZeneca debido a informes de trombosis posteriores a su aplicación.

Hasta el momento, el pequeño número de casos de trombosis reportados en relación con las millones de vacunas administradas no sugiere un vínculo directo entre ambos. Los episodios trombóticos son frecuentes en la población general y no se han asociado previamente con vacuna alguna.

Actualmente, no sabemos si los coágulos de sangre presentados en las personas poco tiempo después de la vacunación es una coincidencia o si la aplicación de la dosis podría, en casos particulares, aumentar el riesgo de desarrollar una trombosis. Es importante destacar que los rigurosos ensayos clínicos de las vacunas contra el COVID-19 no identificaron un mayor riesgo de trombosis.

En base a todos los datos disponibles, la ISTH cree que los beneficios de la vacuna contra el COVID-19 superan ampliamente las posibles complicaciones, incluso para pacientes con antecedentes de coágulos sanguíneos o para aquellos que toman medicamentos anticoagulantes.

También, la entidad recomienda que todas las personas revisen los signos y síntomas de los coágulos de sangre, que incluyen: dolor en las piernas, hinchazón, sensibilidad o enrojecimiento de la piel asociado con la trombosis venosa profunda (TVP); así como dificultad para respirar, dolor o malestar en el pecho, latidos cardíacos más rápidos de lo normal o irregulares, tos con sangre y presión arterial baja, mareos o desmayos asociados con la embolia pulmonar (EP). Las personas con afecciones médicas coexistentes deben consultar a su doctor.

¿Qué significa esto para la comunidad de pacientes?

En base a los datos disponibles actualmente, la ISTH cree que los beneficios de la vacuna contra el COVID-19 superan ampliamente cualquier complicación potencial y recomienda la vacunación de todos los adultos con indicación de aplicarse las dosis.

La vacuna contra el COVID-19 se administra mediante una inyección en la parte superior del brazo (intramuscular). Las personas que toman medicamentos anticoagulantes de ingesta oral directa (apixabán, dabigatrán, edoxabán, rivaroxabán), warfarina en un rango de INR terapéutico, heparina en dosis completa o inyecciones de fondaparinux pueden recibir la vacuna contra el COVID-19.

Se puede considerar la vacunación antes de la siguiente dosis del anticoagulante en lugar de inmediatamente después de tomar la medicación.

Si hay alguna pregunta o inquietud, se insta a que las personas se comuniquen con su proveedor de atención médica.

El Grupo de Respuesta al COVID-19 de ISTH, representado por un comité internacional de médicos líderes, realizó estas recomendaciones luego de su reunión el 11 de marzo de 2021.

La entrada Qué dice la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia sobre la vacuna AstraZeneca se publicó primero en VisionRDN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *