Por el COVID-19, algunos pacientes pueden tener alucinaciones durante la internación o después de la recuperación

Por el COVID-19, algunos pacientes pueden tener alucinaciones durante la internación o después de la recuperación

La infección por el coronavirus puede producir un impacto en la salud mental de las personas afectadas durante y después del cuadro agudo. Como se trata de una nueva enfermedad (el virus fue identificado en enero de 2020), hay miles de investigaciones en curso que abarcan los diferentes aspectos de la pandemia, incluyendo su impacto en la salud mental. Uno de los síntomas que ahora están recibiendo más atención son alucinaciones, que consisten en percibir cosas como visiones, sonidos u olores que parecen reales, pero no lo son. En algunos casos, las alucinaciones se tendrían en los casos de pacientes críticos cuando están internados en terapia intensiva. Otros casos, menos frecuentes aun, serían alucinaciones después de recuperarse de la infección aguda. Ya se han reportado casos tanto en adultos como en niños.

“Después de atravesar la infección por el coronavirus, algunos pacientes sienten fatiga, y falta de concentración, entre otros síntomas. Un estudio realizado en Inglaterra encontró que algunos pacientes tenían alucinaciones dentro de los seis meses posteriores a la infección”, comentó a Infoae el doctor Ricardo Allegri, investigador del Conicet y jefe de Neurología Cognitiva, Neuropsicología y Neuropsiquiatría del FLENI en Buenos Aires.

De acuerdo con el doctor Allegri, hoy es clave que las personas adhieran a los cuidados, como el uso adecuado del barbijo, el distanciamiento y evitar las reuniones en lugares cerrados. En caso de haber tenido COVID-19, hay que prestar atención a algunos síntomas y consultar. “Si la fatiga constante o la falta de concentración dura más de 4 semanas, se puede consultar al médico. En el caso de alucinaciones, se aconseja consultar pronto”, señaló Allegri, que forma parte de un programa del FLENI para atender los casos Post Covid.

El estudio realizado en Inglaterra se basó en los registros sanitarios electrónicos. Se encontró que durante los seis meses posteriores a la infección por el coronavirus, una de cada tres personas había experimentado un diagnóstico psiquiátrico o neurológico. Este resultado, publicado en Lancet Psychiatry, procede de los registros sanitarios de más de 236.000 supervivientes del COVID-19. Los investigadores contaron los diagnósticos de 14 trastornos, que van desde enfermedades mentales como la ansiedad o la depresión hasta acontecimientos neurológicos como accidentes cerebrovasculares o hemorragias cerebrales, en los seis meses posteriores a la infección por COVID-19. La gran mayoría de esos diagnósticos eran depresión y ansiedad, “trastornos que ya son extremadamente comunes en la población general”, señaló Jonathan Rogers, psiquiatra del Colegio Universitario de Londres.

“Diversos estudios han reportado casos de pacientes con COVID-19 con alucinaciones durante las internaciones. En esos casos, las alucinaciones forman parte del síndrome confusional, que se desencadena también en casos de diferentes enfermedades graves”, contó a Infobae el doctor Diego Sarasola, médico especialista en neuropsiquiatría, director del Instituto de Neurociencias Alexander Luria.

También -agregó Sarasola- “hay algunos trabajos sobre pacientes que ya se recuperaron del COVID-19 que han reportado alucinaciones, predominantemente olfativas”. Los trastornos pueden ser de dos tipos: las alucinaciones -en las que se perciben olores que no están, o “ilusiones”, que consisten en percibir olores de modo alterado.

Antes de la pandemia, los médicos sabían que había diferentes situaciones que podían generar alucinaciones en las personas. Estar ebrio por alcohol o el consumo de drogas de abuso puede aumentar el riesgo de alucinaciones. También los cuadros de demencia, epilepsia, narcolepsia, esquizofrenia y la depresión psicótica, y estadios avanzados de insuficiencia hepática, insuficiencia renal, VIH/sida y cáncer del cerebro. Ahora, se sumaría las alucinaciones por la infección por el coronavirus.

En España, la doctora Socorro Martínez, del Centro Hospitalario Benito Menni de Valladolid, lidera una Unidad de Rehabilitación post COVID, y contó a InfoSalus: “El 55% de los pacientes post COVID con alucinaciones habían pasado por la unidad de cuidados intensivos y el resto habían estado en planta. Al principio se pensó que podía deberse a una mala sedación de la unidad de cuidados intensivos, que sucede muchas veces, o bien porque el paciente necesitara más sedación. Pero después nos dimos cuenta de que también las alucinaciones aparecían en quienes no habían tenido sedación”.

La doctora Martínez detalló que las alucinaciones consisten en experiencias “negativas y muy vividas”, que sufren incluso semanas después de haber superado la COVID-19, y como consecuencia de los daños neurológicos que genera el virus. Sostiene también que estos delirios perduran durante períodos de tiempo prolongados, ralentizan la recuperación de los pacientes, a la vez que aumentan el riesgo de problemas psicológicos o cognitivos.

En Inglaterra también se detectaron casos de alucinaciones en niños que habían desarrollado el síndrome inflamatorio multisistémico por la infección por el coronavirus. El trabajo se presentó durante la 73ª Reunión Anual de la Academia Americana de Neurología a fines de abril pasado. Encontraron que había niños con dolores de cabeza, encefalopatía y alucinaciones. “Con este nuevo síndrome inflamatorio que se desarrolla después de que los niños se infecten con el coronavirus, todavía estamos aprendiendo cómo afecta el síndrome a los niños y a qué debemos prestar atención”, dijo el autor del estudio, el doctor Omar Abdel-Mannan, del University College London en el Reino Unido y miembro de la Academia Americana de Neurología.

“Descubrimos que muchos niños experimentaban síntomas neurológicos que afectaban tanto al sistema nervioso central como al periférico”. Para el estudio, los investigadores revisaron los registros de todos los niños menores de 18 años ingresados en el Great Ormond Street Hospital de Londres entre el 4 de abril de 2020 y el 1 de septiembre de 2020, que cumplían los criterios del síndrome inflamatorio multisistémico en niños. Había 46 niños con una edad media de 10 años. De ellos, 24 niños tenían síntomas o signos neurológicos que no habían experimentado previamente. Veinticuatro tenían dolores de cabeza, 14 tenían encefalopatía, seis tenían anomalías en la voz o ronquera, seis tenían alucinaciones y cinco tenían ataxia, o alteración de la coordinación. Además, tres niños tenían problemas en los nervios periféricos y uno tenía convulsiones.

En la ciudad de La Plata, en Argentina, se empezó a llevar a cabo un estudio para comprender mejor la situación de los pacientes. “Estamos desarrollando un estudio multicéntrico prospectivo sobre síntomas Post Covid entre el Instituto de Neurociencias Alexander Luria y el Centro Médico Capital, en La Plata”, contó el doctor Sarasola. Se centrará en los síntomas posteriores a la infección aguda, y abarcará sintomatologia cardiológica, neumonológica, psiquiátrica, neurológica y cognitiva, como atención y memoria.

La entrada Por el COVID-19, algunos pacientes pueden tener alucinaciones durante la internación o después de la recuperación se publicó primero en VisionRDN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *