Estructura y partes de las neuronas


Las neuronas son células muy especializadas que conforman una especie de «autopista de información». Sus señales viajan a la increíble velocidad de 250 millas por hora y todo el tiempo están conectadas, aunque jamás se tocan entre sí.

Estructura y partes de las neuronas

Las neuronas son las células que componen el sistema nervioso. Son altamente especializadas y cumplen la función de transmitir información por todo el organismo. Lo hacen a través de impulsos eléctricos: una verdadera maravilla de la naturaleza.

Debido a las neuronas es posible realizar varias de las funciones básicas de la vida inteligente. Cumplen un papel fundamental en el movimiento, la percepción y el razonamiento. Para ello, se valen de una estructura muy especializada, sobre la que hablaremos a continuación.

Partes de las neuronas y sus características

Plasticidad neuronal en niños.
Las neuronas son las células que conforman el sistema nervioso.

Las neuronas son la unidad funcional y estructural de todo el sistema nervioso. Están compuestas por diferentes partes y cada una de ellas tiene unas características específicas y cumple unas funciones muy concretas. Veamos cuáles son esas partes de la neurona.

Soma o cuerpo celular

Se puede decir que el soma o cuerpo celular es el «panel de control» o «centro de mando» de las neuronas. Es la zona más ancha y aloja el citoplasma y el núcleo. Tiene forma ovalada. Allí está también todo el material genético de esta célula.

En el soma se realizan los procesos necesarios para que la neurona siga viva y aquellos para que pueda cumplir su función de trasmitir las señales eléctricas de forma adecuada hacia otras neuronas.

Dendritas

Las dendritas son unas pequeñas prolongaciones que nacen del cuerpo o soma. En conjunto conforman una especie de red que cubre todo el centro de la neurona. Lo que hacen es captar las señales químicas que les envía la neurona que les precede.

Después de esto, las dendritas envían esa información al cuerpo de la neurona. Esto hace que la célula se active eléctricamente. En suma, reciben información química y la transmiten para que se convierta en señales eléctricas.

Axón

El axón es una prolongación, como una especie de cola, que sale del cuerpo de la neurona. Su longitud varía, dependiendo de la zona del cuerpo en la que se encuentre. Se ubica en el extremo opuesto de las dendritas. Su función es tomar el impulso eléctrico y conducirlo hasta otra zona llamada «botón sináptico».

Núcleo

El núcleo de las neuronas es la estructura que contiene el ADN de estas; es decir, la información genética de la célula. Por lo tanto, desde allí se ejerce control sobre todo lo que suceda en la neurona. En general, produce la energía que requiere la célula para poder funcionar.

Vaina de mielina

La mielina es una capa que rodea el axón de las neuronas. No es continua, sino que está presente por pedazos, con una separación entre ellos que no tiene más de un micrómetro de longitud. Está compuesta de proteínas y grasas, y su función es permitir que el impulso eléctrico viaje a través del axón a la velocidad correcta.

Sustancia de Nissl

También se le conoce como «cuerpos de Nissl». Corresponde a unos gránulos que están presentes en el soma de las neuronas y en las dendritas, pero no en el axón. Se trata de una verdadera fábrica productora de proteínas. Estas últimas son indispensables para la transmisión de los impulsos eléctricos.

Nódulos de Ranvier

Los nódulos de Ranvier son las zonas del axón que no están cubiertas por la vaina de mielina. Es decir, los espacios que hay entre una porción de mielina y la otra. A través de estos entran el sodio y el potasio a las neuronas. Esto contribuye a que la señal eléctrica viaje más rápido y sin problemas a través del axón.

Botones sinápticos

Los botones sinápticos son unas ramas que están en la parte final del axón. Estos toman la señal eléctrica que sale del axón; luego, emiten señales químicas que deben ser captadas por las dendritas de la siguiente neurona. También se les conoce como «terminales del axón».

Cono axónico

Esta zona es morfológica, pero no funcional. Es decir que se debe mencionar como una parte de las neuronas, pero no tiene un papel específico. Es la parte más estrecha del cuerpo de la neurona y da lugar a la formación del axón.

Neuroglía

Hay algunos componentes que, en estricto sentido, no forman parte de la neurona. Sin embargo, son indispensables para su funcionamiento. Dichos componentes son otras células como las siguientes:

  • Astrocito. Nutre, limpia y da soporte a las neuronas.
  • Oligodendrocito. Cubre de mielina a los axones. También, da sostén y une a la célula.
  • Microglía. Elimina residuos, se ocupa de la respuesta inmune y ayuda a mantener el equilibrio de las neuronas.
  • Células de Schwann. Cubre de mielina los axones de las neuronas que están en el sistema nervioso periférico.
  • Ependimocito. Cubre los ventrículos cerebrales y una parte de la médula espinal.

Tipos de neuronas

Mielina
Existen diferentes tipos de neuronas, según la función que cumplen.

No todas las neuronas son iguales. Se diferencian entre sí por la función que cumplen y, desde ese punto de vista, existen cuatro tipos, como veremos a continuación.

Neuronas sensoriales

Estas son las neuronas que reciben los estímulos del medio exterior. Tales estímulos se pueden percibir a través de los cinco sentidos: vista, olfato, tacto, gusto y audición. Asimismo, se encargan de transmitir las señales emitidas por los órganos internos hacia el cerebro.

Neuronas motoras

Las neuronas motoras emiten las señales desde el sistema nervioso central hacia los músculos. Como respuesta a esos impulsos eléctricos se produce el movimiento en el cuerpo, según las necesidades específicas en cada situación.

Interneuronas

Este tipo de neuronas se encarga de realizar una función de intermediación. Lo que hacen es transmitir información entre las neuronas sensoriales y las neuronas motoras. Se encargan de que los mensajes se transmitan y reciban de la forma correcta.

Neuronas de relé

Las neuronas de relé son de gran tamaño. Cumplen el papel de trasmitir información desde una parte del sistema nervioso central hasta otra zona del mismo, sin necesidad de pasar por el sistema nervioso periférico.

¿Cómo funciona una neurona?

Las neuronas funcionan como una autopista de información a través de señales eléctricas que se transmiten de una célula a la otra. El proceso es cíclico. Cuando la información llega al final del axón, pasa a los botones sinápticos.

Allí, se liberan unas partículas llamadas neurotransmisores. Algunas de ellas se pierden, pero otras ingresan a las dendritas de la neurona siguiente. Cuando esto ocurre, las dendritas transmiten esa señal hacia el cuerpo de la neurona. Esa activa la señal eléctrica, que va a parar al axón para volver a comenzar el ciclo.

Todo este proceso siempre ocurre entre dos neuronas y se reitera hasta el infinito. Siempre que haya un estímulo se repite ese proceso en cadena, a una velocidad impresionante. A este proceso se le conoce como «sinapsis».

Las neuronas y su complejo sistema de conexiones

Se estima que una sola neurona puede tener entre 5 000 y 200 000 sinapsis con otras neuronas. De hecho, es mediante un complejo sistema de billones de conexiones neuronales que el cerebro puede organizar y procesar información todo el tiempo.

Por otra parte, se cree que el cerebro humano tiene entre 67 y 87 mil millones de neuronas. Aunque la clasificación básica de estas células es de cuatro tipos, como lo expusimos antes, pero se habla hasta de 10 000 tipos de neuronas diferentes en otras clasificaciones.


Post Views:
3.591



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *