Devuelven en EE.UU. una roca lunar traída por la misión Apolo 17 que estaba desaparecida


Devuelven en EE.UU. una roca lunar traída por la misión Apolo 17 que estaba desaparecida

El hombre que regresó el valioso fragmento relató que lo había comprado años atrás en una venta de garaje.

Un hombre oriundo de Florida (EE.UU.), que pidió no ser identificado, ha devuelto a las autoridades del estado de Luisiana una roca lunar que había sido recolectada por los tripulantes de la misión Apolo 17 en 1972 y que estuvo desaparecida desde hace varios años, informan medios locales.

El fragmento, que se había extraviado en circunstancias desconocidas, ya se encuentra en el Museo Estatal del estado. «Creo que es la primera pieza en la historia de Luisiana que proviene de un lugar que no sea el planeta Tierra», señaló el director del museo, Steven Maklansky, expresando su alegría por haber recuperado el objeto.

La roca de 1.142 gramos está encapsulada dentro de una bola de acrílico unida a una placa de madera de 25 por 35 centímetros, y tiene placas con inscripciones.

Una de ellas detalla que corresponde a «una porción de roca del valle Taurus Littrow de la Luna». «Era parte de una roca más grande compuesta por muchas partículas de diferentes formas y tamaños, un símbolo de la unidad del esfuerzo humano y la esperanza de la humanidad en un futuro de paz y armonía», se lee en la escrita.

Venta de garaje
El hombre de Florida que devolvió la roca lunar contó que años atrás la compró en una venta de garaje y que planeaba usar la madera de la base para renovar las culatas de sus armas. Pero al darse cuenta de la importancia del objeto que tenía en sus manos decidió devolverlo. «No puedo decir por cuánto tiempo la tuve. Ni siquiera estoy seguro de cuánto pagué por ella», comentó.

El sujeto también explico que «querían que lo enviara por correo», pero prefirió «entregarlo en mano», así que viajó hasta Luisiana para devolver la roca, que ya se encuentra a resguardo en el Museo Estatal.

El fragmento es uno de los muchos que fueron regalados a distintos países durante la década de 1970 por la Administración del entonces presidente de EE.UU. Richard Nixon, como muestra de buena voluntad. El destino de 171 de ellos aún sigue siendo desconocido.


Post Views:
5.566



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *