Gobiernos de México y EE.UU. pactan una «alianza» de seguridad como «socios iguales»

Gobiernos de México y EE.UU. pactan una «alianza» de seguridad como «socios iguales»

Los gobiernos de México y Estados Unidos iniciaron este viernes una «alianza» de seguridad en la que serán «socios iguales» tras reemplazar la Iniciativa Mérida con el nuevo Entendimiento Bicentenario después del Diálogo de Alto Nivel de Seguridad bilateral.

«De una cooperación limitada vamos a una alianza, que es algo muy distinto, es superior cualitativamente. Solamente te alías con alguien en quien confías y respetas», presumió el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, en una conferencia con Antony Blinken, secretario de Estado de Estados Unidos.

El funcionario estadounidense coincidió en que se abre «un nuevo capítulo» en la cooperación en seguridad con México en el que ambos actuarán como «socios iguales».

«Marca el inicio de un nuevo capítulo en la cooperación de seguridad entre México y Estados Unidos, trabajando como socios iguales y que define y aborda las causas raíz de retos de seguridad como la desigualdad, la corrupción y la impunidad», aseveró.

De militar a integral
El Entendimiento Bicentenario, llamado así porque se cumplen 200 años de relaciones diplomáticas bilaterales en 2022, reemplaza a la Iniciativa Mérida, estrategia de 2008 basada en un enfoque militar que impulsaron los ex presidentes George W. Bush y Felipe Calderón.

El nuevo marco se basa en tres pilares: inversión en salud pública para combatir las adicciones y homicidios, prevenir la delincuencia transfronteriza al reducir el tráfico de armas, drogas y personas y desmantelar las redes criminales al perseguir a personas vinculadas a financiamientos ilícitos.

El canciller Ebrard recordó que las prioridades del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador son la reducción de los homicidios, las oportunidades para que los jóvenes no caigan en las redes del crimen y el control del tráfico de armas de Estados Unidos hacia México.

«(Existe) el interés por construir una relación en donde las prioridades de México tengan el mismo nivel que las prioridades de Estados Unidos. Eso no lo habíamos tenido», declaró Ebrard.

El secretario mexicano señaló que el próximo 1 de diciembre deberá presentar el plan anual de trabajo y en enero próximo uno a tres años.

Además anunció cuatro memorandos de entendimiento «inmediatos»: uno para reducir la adicción a las drogas, la creación del Programa de Control de Contenedores Portuarios, un grupo binacional para regular precursores químicos y el último para que EE.UU. apoye a México en buscar a los desaparecidos.

En el diálogo de seguridad por EE.UU. participaron también el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y el fiscal general, Merrick Garland.

También estuvo López Obrador, quien invitó a su homólogo Joe Biden a México «cuando pueda» y destacó las coincidencias entre ambos Gobiernos, aunque insistió en el «respeto a la soberanías».

«Considero que vamos a poder, juntos, inaugurar una etapa nueva en nuestras relaciones», expresó López Obrador al iniciar el encuentro.

La sombra de la migración
Aunque no era un tema oficial de la agenda, el contexto de la reunión estuvo marcado por las decenas de miles de migrantes haitianos varados en las fronteras de México y a lo largo del país en medio de la ola migratoria histórica que vive la región.

El director del Instituto Nacional de Migración (INM) de México, Francisco Garduño, también estuvo en el diálogo de seguridad.

En la conferencia posterior, Blinken y Ebrard negaron haber tratado el programa «Permanecer en México» o MPP, que obliga a solicitantes a tramitar su asilo para Estados Unidos desde territorio mexicano, o el Título 42, que permite la expulsión inmediata de migrantes con el argumento de la pandemia.

Cuestionado por la prensa, el secretario estadounidense aseveró que la Casa Blanca busca «atender las causas», al recordar que Biden prometió invertir 4.000 millones de dólares en desarrollo para Centroamérica dentro de cuatro años.

Pero no precisó un calendario para la inversión ni aclaró si apoyará los programas sociales Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida, que López Obrador promueve para mitigar la migración.

«La colaboración que tenemos para abordar este increíblemente difícil tema de forma conjunta, pienso que nunca había sido tan sólida como ahora», sostuvo Blinken.

El secretario insistió en que Estados Unidos «está determinado» a hacer cumplir sus leyes «en pleno respeto a los derechos humanos y la dignidad de todas las personas».

Mientras que Ebrard aseveró que México está dispuesto a dar refugio a los haitianos.

«Capacidad de refugio tenemos, somos un país de 126 millones de personas, si llegan 15.000 personas de Haití, quieren trabajar, quieren estar aquí, no es un problema para México», aseguró Ebrard.

La entrada Gobiernos de México y EE.UU. pactan una «alianza» de seguridad como «socios iguales» se publicó primero en Red De Noticias .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *