CNN cerró sus oficinas por el aumento de contagios de COVID-19


CNN cerró sus oficinas por el aumento de contagios de COVID-19

El canal CNN anunció el cierre de sus oficinas en Estados Unidos a todos los empleados no esenciales, ante el aumento de contagios de COVID en el país. El presidente de la cadena, Jeff Zucker, explicó en un comunicado al personal que la medida se toma “por abundancia de precaución” y que “también protegerá a los que estarán en la oficina al minimizar el número de personas que están allí”.

La empresa espera que la presencialidad vuelva en enero, pero la fecha podría ser postergada si la curva de contagios continúa en aumento.

La compañía también indicó que los empleados que tengan que acudir a las oficinas deberán llevar una mascarilla en todo momento. Además, se realizarán cambios en sus estudios y salas de control para minimizar el número de personas en las oficinas, según la nota.

Volvemos a los protocolos de 2020, básicamente, escribió en su Twitter Brian Selter, presentador del programa Reliable Sources.

Anteriormente, los empleados de la empresa de medios de comunicación tenían la opción de acudir en un horario híbrido, combinando presencialidad y teletrabajo.

Desde hace meses, la CNN exige a todos los empleados que se vacunen contra el COVID-19 para acudir a la oficina o trabajar en el campo con otras personas. En agosto, bajo la política de “tolerancia cero”, despidió a tres de sus trabajadores por acudir a la oficina sin estar inmunizados.

La CNN tiene su sede en Atlanta, con oficinas en muchas otras localidades de Estados Unidos, como Nueva York, San Francisco y Los Ángeles.

En medio de la propagación de la variante Ómicron, los casos positivos están aumentando sustancialmente en Los Ángeles, Nueva York y Londres, donde los espectáculos de entretenimiento en vivo se ha visto afectado.

Las tecnológicas retrasan el regreso

Las principales empresas de EEUU están teniendo que reevaluar sus planes de vuelta a la oficina y endurecer los requisitos de vacunas o mascarillas. La reanudación de las normas laborales anteriores al virus sólo avanzaba parcialmente en Estados Unidos cuando llegó la nueva variante, que se extendió rápidamente y provocó una nueva preocupación.

Los desafíos legales han hecho que el futuro del mandato de vacunación del presidente Joe Biden para las empresas con más de 100 trabajadores sea incierto, y las empresas han perseguido sus propios requisitos.

El gigante tecnológico Google ha sido notablemente inflexible al advertir a los empleados de la pérdida de salario o incluso del despido si no informan de su estado de vacunación en un plazo determinado, según un documento interno visto por la CNBC. “Creemos firmemente que nuestros requisitos de vacunación son una de las formas más importantes de mantener la seguridad de nuestra plantilla y el funcionamiento de nuestros servicios”, dijo Google a la AFP.

El gigante de los buscadores también ha pospuesto indefinidamente la vuelta a la oficina de sus ingenieros y desarrolladores, prevista inicialmente para enero.

Por su parte, Meta, la matriz de Facebook, ofrecía a sus empleados la posibilidad de elegir entre el trabajo en casa o en la oficina.

Amazon, que había sugerido la vuelta a la oficina de sus trabajadores presenciales al menos tres días a la semana a principios de 2022, tenía previsto hacer más anuncios en enero, según dijo la empresa a la AFP. Los empleados de los almacenes y los conductores no se verán afectados por estas disposiciones.

Apple ha restablecido el uso obligatorio de mascarillas en todas sus tiendas de EEUU después de hacerlo opcional en noviembre en unos 100 puntos de venta. El fabricante de iPhone también cerró temporalmente esta semana tiendas en Florida y Maryland, así como en la provincia canadiense de Ontario.

(Con información de AFP)


Post Views:
1.018



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *