Arrancan las elecciones en el estado Barinas, el santuario del chavismo en Venezuela


Aunque los comicios para elegir el gobernador del estado natal de Hugo Chávez no cambiarán el mapa político del país, su resultado es de gran importancia simbólica ante las próximas presidenciales.

Las urnas han abierto este domingo en el estado Barinas, al suroccidente de Venezuela, para elegir a su próximo gobernador. La votación, a la que están llamados 607.646 venezolanos, comenzó a las 6 de la mañana en 961 mesas electorales y transcurre bajo la supervisión de 25.135 efectivos de la Unión Cívico Militar Policial desplegados por todo el estado para garantizar «un comando y control efectivo».

Se trata de la segunda convocatoria de los comicios, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia anulase la elección del 21 de noviembre por irregularidades vinculadas al candidato opositor Freddy Superlano.

En esta jornada electoral, los residentes de Barinas eligen entre seis aspirantes al puesto de gobernador. Las fuerzas del chavismo están representadas por el excanciller Jorge Arreaza, candidato del Gran Polo Patriótico, una coalición política encabezada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Entre los candidatos opositores destacan Claudio Fermín, presidente del Partido Soluciones para Venezuela (SPV); Sergio Garrido, quien fue electo como diputado ante el Concejo Legislativo Estadal el pasado 21 de noviembre y cuenta con el apoyo de la alianza opositora de partidos que integran la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), y Adolfo Superlano, del Movimiento de Integridad Nacional – Unidad (MIN Unidad).

La elección de los barineses no traerá consigo cambios importantes en el actual panorama político nacional, pero revise un importante carácter simbólico, sobre todo de cara a las próximas presidenciales, al tratarse del estado natal de Hugo Chávez. De esa forma, si Arreaza gana en la cuna del chavismo, el oficialismo fortalecerá sus posiciones en la sociedad venezolana desinflando a la oposición.

Por otra parte, la victoria de un candidato opositor en un territorio considerado como el santuario del chavismo asestaría un golpe al oficialismo y podría ser utilizada en las futuras campañas políticas como una fórmula ganadora para las presidenciales.

Polémica elección

La elección del gobernador de Barinas viene precedida por una polémica contienda que fue suspendida por orden del Tribunal Supremo de Justicia, luego de que el político opositor y también candidato a ese despacho, Adolfo Superlano, introdujera una acción de amparo constitucional —»con solicitud de medida cautelar»— contra el entonces aspirante Freddy Superlano.

Según la demanda, Freddy Superlano estaba inhabilitado para ejercer cargos públicos por tener en su contra «procedimientos y averiguaciones administrativas y penales», que cursan en los órganos competentes del Estado, por estar vinculado a supuestas acciones sediciosas y actos de corrupción contra el Estado venezolano.

Según el máximo tribunal, esta situación violaba los derechos constitucionales a la participación y al sufragio previstos en los artículos 62 y 63 de la Constitución venezolana, por lo que ordenó suspender la elección regional debido al «clima de tensión» entre las militancias políticas de Barinas, para luego resolver la repetición de los comicios debido a la inhabilitación de Superlano.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *